Ancla en Manchester, por Francesco Ambrosini

952

Josep Guardiola terminó su ciclo en Bayern Münich y a final de temporada se embarcará en una nueva aventura que lo llevará directo y sin escalas al nuevo millonario de la ciudad de Manchester. Tras una satisfactoria estancia de 3 temporadas en la Bundesliga, en la que se adjudicó con 3 campeonatos nacionales y una Copa Alemana, el ‘Pep’ tomará las riendas de uno de los clubes con mayor solvencia económica de Inglaterra, e incluso de toda Europa.

En este reto que cursó por el Bayern Münich, Guardiola dejó algunas dudas acerca de su posibilidad de entrenar equipos que practiquen un estilo de fútbol diferente al suyo. Para un equipo de corte alemán puro, que practica un juego rápido y vertical de cara al arco, además de contar con una amplia historia de muchos años y títulos que lo respaldan, el ‘tiki-taka’ pareció en ocasiones ser una falta de respeto a esta tradición. Si bien lo ganó todo dentro de Alemania, es probable que esto se deba a la amplia superioridad que tiene por sobre los 17 equipos que lo acompañan en la liga, tanto económica como de calidad de jugadores, más que por el funcionamiento de su sistema, el cual no quiero negar que en ocasiones llegó a ser una perfecta sinfonía pero que no iba de acuerdo a lo que significa el equipo Bávaro.

En este nuevo viaje hacia la tierra del fútbol, ‘Pep’ no tendrá que intentar imponer un estilo, ya que el Manchester City es uno de los equipos en Europa que practica un juego de pases cortos y posesiones largas, verticalizando solo cuando el rival está totalmente desencajado defensivamente. De igual manera, tal como en Barcelona como en Bayern, tendrá carta blanca por parte de los millonarios propietarios de los ‘Citizens’ para armar un equipo a su gusto, uno que le permita desarrollar su ideología como le plazca.

El City ha contratado a Guardiola con una sola consigna, traducir su supremacia económica en una futbolística en Inglaterra y, sobre todo, llegar a la cima de Europa por primera vez en su historia. La intención la temporada que viene será sin dudas ganar la UEFA Champions League, campeonato en el cual el segundo de Manchester no ha cumplido con actuaciones al punto de lo esperado de acuerdo a los planteles con los que ha contado desde la llegada del dinero árabe.

Esta nueva temporada parece que tendrá más de un movimiento fuerte en el mercado de pases, y a mi parecer el Manchester City con Guardiola se adjudica un rótulo importante de candidato a todas las competiciones que afrontará, en función a que repotenciará el juego que su nuevo equipo ya practica hace varias temporadas.