Aproximaciones al Terrorismo a través de la Comunidad de Inteligencia

1.015

…Es de esta forma que llegamos a describir la forma en cómo la inteligencia puede hacerle frente al terrorismo, ya sea doméstico o internacional. Hemos repasado desde el punto de visto estadounidense cómo se puede luchar con esta lacra. Ya sea bien, a través de mayores estándares democráticos, de colaboración internacional, de generación de valores universales y de acciones militares. Ahora es el turno de lo relativo a (la) inteligencia.

Por cuestiones de espacio no voy a definir qué ni cómo se articulan los distintos componentes de esta función del Estado (y de empresas privadas). Más bien, haré un repaso del funcionamiento plasmado en 2014, que sirve como piedra angular contrasubversiva (CT).

A decir de la Estrategia Nacional de Inteligencia 2014(NIS 2014), la Comunidad de Inteligencia (IC) estadounidense menciona que los esfuerzos plasmados en el documento tienen como referencia directa los ataques del 11 de setiembre.

El objetivo principal de la IC es brindar información analizada y procesada sobre CT a los decisores políticos. Si bien esto es obvio, la necesidad de realizar esta misión sin sesgos ideológicos, ni mucho menos sin ser politizada es lo que caracteriza al sistema de inteligencia de Estados Unidos. La decisión y la forma de llevar a cabo operaciones CT depende únicamente del “consumidor” de información, quienes bien pueden ser el Presidente, el Secretario de Estado, de Defensa, el Congreso, el Jefe de Comando Conjunto, alguna Embajada, etc.

Es de esta forma que también se desprende que una regularidad institucional permite un mejor accionar. La NIS 2014 tiene un horizonte de 4 o 5 años, igual o más tiempo que una Administración de Gobierno. Su actual Director, el General Clapper (Fuerza Aérea) está en el puesto desde el 2010. Esto permite contar con solidez institucional al momento de pedir presupuesto, facultades especiales y/o de responder a “estaciones de preguntas” por el Senado, la Cámara de Representantes y la prensa. Algo más se desprende de ello, la IC intenta ser lo más transparente posible, explicando su accionar y buscando aglomerar las distintas esferas burocráticas, a diferencia de los servicios de inteligencia de otras potencias y países, inclusive en nuestra región.

Existen cuatro objetivos relacionados a la misión de inteligencia: Inteligencia relacionado al Ciberespacio (Cyber), Contraterrorismo (CT), Contraproliferación (CP – de armas de destrucción masiva químicas, biológicas, radiológicas o nucleares, CBRNs por sus siglas en ingles) y Contrainteligencia (CI).

De ellos, el componente que interesa a esta empresa es CT. Este busca en identificar, monitorear, interrumpir las acciones de Estados y agentes no-Estatales relacionadas al terrorismo. Estas acciones son cualquiera que atenten con los Estados Unidos, su gente, interesados y aliados.

Para ello, se tiene cuatro tácticas. Primero, conducir un análisis innovador que apoye l interrupción de cualquier acción terrorista que conlleve alguna clase de amenaza. Segundo, promover una aproximación desde adentro que permita mitigar la expansión de un extremismo ideológico que conlleve violencia. Tercero, anticipar amenazas terroristas que se estén llevando cabo, así como potenciales. Y por último, acrecentar la resiliencia y construir capacidades institucionales para derrotar al terrorismo en el suelo patrio y en el exterior.

Nada de esto puede sonar nuevo, pero lo interesante del tema es que está esquematizado y ordenado. Otros servicios de inteligencia bien podrían sistematizar las prácticas e ideas que tienen al respecto, y hacerlas públicas, hasta donde sea posible, con motivo de sumar aliados a la causa CT.