Argentina se retiró oficialmente del Grupo de Lima

A través de un comunicado, la Cancillería de la República Argentina formalizó su retiro del Grupo de Lima, por considerar que “las acciones que ha venido impulsando en el plano internacional, buscando aislar al pueblo venezolano, no han conducido a nada”.

476

A través de un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, la Cancillería de la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, cuya finalidad era buscar una salida democrática a la crisis política, económica y humanitaria por la que atraviesa Venezuela.

En el texto del comunicado, Argentina manifiesta que el aislamiento propiciado por el Grupo de Lima hacia Venezuela no ha conducido a solucionar sus problemas.

En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, señala el documento.

Asimismo, se cuestiona la inclusión en esta agrupación de la oposición venezolana encabezada por Juan Guaidó.

La participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”, sostiene el gobierno argentino.

En esa línea, se aboga por una salida dialogada entre los diferentes actores del conflicto en el país llanero.

Una vez más, reiteramos que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero si a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”, indica.

Finalmente, el comunicado critica las sanciones económicas impuestas a Venezuela.

Es importante señalar que las sanciones han afectado el goce de los derechos humanos de la población venezolana, de acuerdo a lo que se constata en el informe de la Relatora Especial sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos”, agrega.