Barcelona: campeón absoluto de clubes en 2015

1.072

Implacable. El Barcelona de España ha ganado ‘casi‘ todo lo que ha podido este 2015. Y resalto el ‘casi‘ porque solamente se le impuso el Athletic de Bilbao en la Super copa de España para haberlo ganado todo. Y es que, además de la Liga, la Copa del Rey, la Champions League y la Super copa de Europa, el equipo de Luis Enrique se coronó (palabra que bien podía anexarse al nombre del club catalán en este 2015) campeón máximo del mundo a nivel de clubes al superar al mejor de América de este año: el River Plate argentino.

El equipo español fue más en absolutamente todo. Armó su esquema el primer tiempo; mató en el segundo. La oncena comandada por Lionel Messi le encajó tres a River, pero bien pudieron ser seis y no hubiera sido escandaloso; el argentino perdonó dos al frente de puerta, Luis Suárez la mandó a un lado del arco al final del primer tiempo y Barovero (el arquero de River Plate) sacó un par de goles a medio cantar de la escuadra platense.

El Barcelona hizo un partido de 20 puntos en Japón y le puso el lazo a un año inolvidable. Con un inicio timorato, la primera media hora fungió como un programa piloto; ambos equipos se estudiaban rotando el balón en la zona media del campo sin llegar con peligro al área rival. Un remate de Messi que encuentra la mano salvadora de Barovero y una réplica por parte de Alario que el chileno Bravo controla sin problemas. El Barza empezó a asediar y a poco más de la media hora de juego, Messi recibió un balón en el meollo del área para romper el cero.

El segundo tiempo fue un libreto completamente diferente. Neymar, el brasileño nominado al Balón de oro, descerrajó la defensa argentina y Luis Suárez -quizá el mejor 9 del planeta- no perdonó como en el primer tiempo. La mandó a guardar dos veces; primero, en un mano a mano donde la cuela por las piernas del portero rival, y luego, con un cabezazo prístino al lado del poste. El equipo catalán orquestó un fútbol vistoso y se consagró como justo campeón en un año en el que, quien puede negarlo, ha sido el mejor del planeta.