BID: Violencia de género cuesta más de 1.6% del PBI en América Latina

381

Esta semana, con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la No Violencia contra la Mujer, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió un informe sobre el estado actual de la violencia de género en el mundo. El estudio arroja algunos datos inauditos y cifras escalofriantes sobre este mal que, según estadísticas de las Naciones Unidas, afecta a una de cada tres mujeres del planeta.

Para empezar, se menciona que América Latina y África siguen siendo las regiones del globo donde ocurre la mayor cantidad de atropellos contra la mujer. Esto se debe a la enorme presencia de conflictos armados (en el caso del continente africano) y a la práctica extendida de violencia intrafamiliar (característica de muchos países latinoamericanos), fenómeno que -en algunos países de nuestra región- se erige como la principal causa de muerte de mujeres, superando al cáncer de mama y al de cuello uterino.

El estudio del banco sindicó al hogar como el lugar más peligroso para las féminas en nuestro continente, debido a que cuatro de cada diez mujeres que son asesinadas en América Latina, lo son por su pareja; y que el porcentaje de impunidad en estos casos alcanza el máximo del 86%.

Así también, el informe advierte que un grueso porcentaje de mujeres maltratadas suele defender al agresor ya sea por miedo a represalias o por vergüenza y que la práctica de la violencia de género suele tener un carácter predictor; puesto que los niños y niñas expuestos a él suelen tener mayor propensión a desarrollar tendencias agresivas en un futuro.

Pero no solo ocurre en la casa, una estadística inédita del banco alerta que el número de mujeres que sufre violencia de género en espacios públicos está en aumento. Más aún, el informe señala que, de las quince capitales más grandes del planeta, Lima, Bogotá y Ciudad de México se encuentran entre las más riesgosas para las mujeres en el transporte público.

Finalmente, la entidad interamericana advierte que la violencia de género en América Latina le cuesta a algunos países de la región entre el 1.6% y el 3.7% del Producto Bruto Interno (PBI).