Boris Johnson anuncia su dimisión como primer ministro británico

Boris Johnson anunció este jueves que dimite como primer ministro del Reino Unido, por lo que ha puesto en marcha el proceso para ser sustituido como líder del Partido Conversador británico.

1.267

Este jueves, Boris Johnson anunció que dimite como primer ministro del Reino Unido, alegando que es “la voluntad del Partido Conservador”. 

«Está claro que la voluntad del Partido Conservador en el Parlamento es que debería haber un nuevo líder del partido y por tanto un nuevo primer ministro», dijo en un mensaje a la nación a las puertas del número 10 de Downing Street, su residencia oficial.

Johnson, que apareció rodeado por sus más cercanos colaboradores, además de su mujer Carrie con una de sus hijas, subrayó que el proceso para reemplazarlo ya se ha iniciado y que la semana que viene se ofrecerá un calendario.

Sin embargo, recordó que hasta que los conservadores elijan a un nuevo líder él seguirá al frente del Gobierno de forma interina, pese a que son muchos dentro y fuera de su partido que le reclaman que se marche ya.

En esa línea, indicó que habló con el presidente del Comité 1922 -que agrupa a los diputados «tories» sin cartera-, Graham Brady, para iniciar el proceso para sustituirlo, ya que este comité es el encargado de establecer el calendario para la elección del «número uno» de la formación, que puede durar varios meses.

Reconoció que en las últimas horas intentó convencer a su Gobierno de que sería «extraño» reemplazarlo ahora y lamentó haber «fracasado» en esas discusiones, al tiempo que admitió que «en política, nadie es imprescindible».

También dijo que se siente «inmensamente orgulloso» por los logros de su Gobierno, como el Brexit, la crisis de la pandemia y hacer frente a la agresión rusa en Ucrania.

«Ser primer ministro es una educación en sí misma. He viajado por cada lugar del Reino Unido y he encontrado que mucha gente tenía una originalidad sin fronteras y estaba dispuesta a hacer frente a viejos problemas de distinta manera», acotó el todavía primer ministro británico.