[EDITORIAL] Caballo de Troya: sobre el protocolo del aborto terapéutico

2.204

Falta menos de un mes para que culmine el tercer año de gobierno de los nacionalistas. La inclusión social que prometieron brilla por su ausencia, en cambio tenemos un gran desconcierto producto de las idas y vueltas, dichos y contradichos y algunas sorpresas que se van colando. Esta vez nos ocuparemos del acto más resaltante que ha acontecido en el sector salud, por lo desconcertante y nefasto. Nos referimos a la presentación del Protocolo del Aborto Terapéutico que se dio el último viernes, cuando todos hablábamos de la recién aprobada Ley Universitaria, ¿casualidad? En política no hay casualidades.

Se afirma erróneamente que el “aborto terapéutico” es legal en el Perú desde 1924 y que así lo establece el artículo 119º del Código Penal Peruano. Aquí hay que aclarar que la mencionada norma, tipifica como delito al aborto pero lo exime de pena cuando se presentan algunas situaciones excepcionales (como sucede con otras figuras delictivas -que no son queridas por ser injustas- pero que no son penadas en atención a determinadas circunstancias). No hay que confundir, pues eximir de pena no es otorgar derechos o permitir actos como es el mal llamado aborto terapéutico.

Por otro lado, tanto la ministra de salud como la señora Nadine Heredia -quien ya se pronunció a favor de este protocolo en su cuenta de Facebook[1]- sostienen que el objetivo del protocolo es disminuir los índices de mortalidad materna (una de las más altas en América Latina) y proteger a las mujeres, “sobre todo a las mujeres más pobres de nuestro país, usuarias de la salud pública”.

Respecto a esto, consideramos que efectivamente hay que luchar para reducir la mortalidad materna y defender la vida de la madre, pero ¿es necesario un protocolo médico que regule la eliminación directa del concebido en los casos en que peligre la salud o vida de la gestante?. Pues antes de que se aprobara la mencionada guía, las mujeres que presentaban un riesgo durante el embarazo (como cualquiera de los 10 mencionados en el protocolo) eran atendidas y se les practicaban las terapias necesarias para curarlas o salvar sus vidas. Si en algún caso, producto de estas intervenciones médicas, se producía la muerte del concebido (acto no deseado ni buscado, como ahora sí pasará con las prácticas del aborto terapéutico) no se cometía ningún delito puesto que estamos frente a un aborto indirecto, en el que no ha habido la voluntad de acabar con la vida de nadie. Con este protocolo sin embargo, se está permitiendo y facilitando la posibilidad de atentar directamente contra la vida de un ser distinto a la madre.

Por ello es que no entendemos ¿cuál es el fin de aprobar el mencionado protocolo? ¿qué intereses hay detrás de esto? ¿a quién beneficia directamente?, porque a las gestantes está claro que no. Además de ello nos preocupa especialmente la causa número 11 que es una “cláusula abierta” para que se pueda colar cualquier “patología” que justificaría totalmente –para fines de este protocolo- el atentar contra un ser protegido constitucionalmente y cuyos derechos estarían siendo vulnerados.

Si este gobierno realmente quisiera combatir la mortalidad materna debería preocuparse primero por facilitar el acceso de las madres a los servicios de salud, en el Perú el 25% de la población no tiene posibilidades de acceder a ningún tipo de servicio de salud –conforme informa el MINSA[2]- y según los Censos de Población y Vivienda de 2007, sólo el 42,3 % de la población cuenta con algún tipo de seguro de salud, menos de la mitad de la población.

Señora ministra, el embarazo no es una enfermedad y el concebido no es un tumor que hay que extirpar para salvar la vida de la madre, que no la engañen. Finalmente, no se olvide que las autoridades están obligadas en primerísimo lugar a respetar y acatar lo establecido por nuestra Constitución y esta es clara cuando afirma que “…El concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece.”, empezando por la vida.


[1] https://www.facebook.com/NadineHeredia/posts/670769256324554

[2] http://www.minsa.gob.pe/portalweb/06prevencion/prevencion_7.asp?sub5=7