Investigadores Carlos Fernández-Pello y Adolfo Cazorla recibieron Doctor Honoris Causa por la UNMSM

422

Por sus destacadas trayectorias e importantes trabajos que vienen realizando en favor de las relaciones de cooperación académica internacional de esta casa superior de estudios, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) otorgó sendas distinciones de Doctor Honoris Causa a los reconocidos investigadores españoles Carlos Fernández-Pello y Adolfo Cazorla Montero.

Gracias a su contribución en temas de ciencias energéticas con énfasis en combustión y por su labor como docente, el primero de ellos, doctor en Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid, recibió el máximo grado honorífico de la Decana de América en una ceremonia realizada ayer, 4 de diciembre, en el Centro Cultural de San Marcos (CCSM).

De igual modo, se reconoció a Adolfo Cazorla Montero, ingeniero agrónomo de la Universidad Politécnica de Madrid, quien ha podido dirigir 16 tesis doctorales (cuatro de ellas premiadas). Además, es autor de 24 libros o capítulos de libros, y de 26 artículos científicos.

Ambas ceremonias se efectuaron de manera continua en la Capilla Virgen de Loreto del CCSM y fueron presididas por el rector Orestes Cachay Boza, quien estuvo acompañado de la vicerrectora académica de Pregrado, Elizabeth Canales Aybar, y el vicerrector de Investigación y Posgrado, Felipe San Martín Howard; donde asistieron decanos sanmarquinos y miembros de la citada universidad española.

Discursos de orden

El discurso de orden del acto correspondiente al doctor Carlos Fernández-Pello estuvo a cargo del decano de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica (FIEE), Víctor Cruz Ornetta, quien hizo un recuento de los logros más resaltantes del flamante doctor honoris causa sanmarquino.

Entre ellos, señaló que sus aportes académicos han sido financiados por la NASA, ya que posee mucho interés en el estudio de la ingeniería espacial, y que, actualmente, viene trabajando como profesor en la Universidad de Berkeley, donde ha presentado investigaciones sobre la inflamabilidad en naves espaciales y manufactorización de trabajos con robots.

En tanto que, en el discurso de orden referido al reconocimiento dado al doctor Adolfo Cazorla, el vicerrector Felipe San Martín subrayó el compromiso del mismo con diversas comunidades vulnerables por medio del cual el ilustre profesor ha buscado soluciones a una serie de problemas. Al respecto, en el Perú, brindó ayuda a la población rural femenina del departamento de Puno.

El doctor San Martín comentó que conoció a Adolfo Cazorla en el Simposio Internacional “La universidad, motor de transformación de la sociedad: el reto de las universidades de investigación”, que se llevó a cabo en setiembre de 2016 en la ciudad de La Plata, Argentina, donde tomó contacto con diversos académicos que se encontraban trabajando arduamente en el tema de dicho encuentro.

“Me siento muy honrado por recibir esta distinción y confieso que jamás imaginé que se me concedería tal reconocimiento de la universidad más antigua de América”, manifestó el doctor Carlos Fernández-Pello, miembro de la Real Academia de Ingeniería de España, quien ha venido manteniendo una relación estrecha con San Marcos, como al ser invitado a participar en un simposio en esta universidad y a conocer a los investigadores sanmarquinos en una visita, de los quienes—expresó— quedó impresionado.

“Gratitud, responsabilidad y satisfacción”. Con estas palabras, el profesor Cazorla inició su discurso de agradecimiento a San Marcos, por la que dijo sentir gran admiración, sobre todo, por su relación histórica con la Universidad de Salamanca, y con la que —mencionó— se comprometerá a llevar el nombre como embajador como lo suelen hacer los sanmarquinos de pura cepa.