¿Céspedes o Vargas? Los dos Profe, por Mauricio Izaguirre

951

 

Después de mucho tiempo, la selección peruana tiene más de una variante para el puesto de lateral izquierdo y, afortunadamente, hay una competencia intensa entre Jair Céspedes y Juan Manuel Vargas.

Para muchos, el puesto debe ser para el Loco, ya que juega en una de las ligas más competitivas a nivel mundial,  aporta a su equipo anotando goles y, sobre todo,  tiene un rendimiento destacado entre los demás jugadores de su posición en la Liga de las Estrellas. Por otro lado, Céspedes es un tren en el torneo local, no hay franja derecha rival que pueda controlar las proyecciones que tiene al ataque, pisa el área rival y asiste para generar goles a favor.

Es claro que Vargas regresa a la selección con un nivel de juego que no mostraba hace mucho tiempo y Gareca debe aprovechar al máximo su buen momento. El Loco tiene una cualidad que no muchos futbolistas de nuestra selección poseen, autoridad dentro del campo.

La ausencia de Carillo deja un lugar libre en las bandas del equipo que dirige Gareca y, de los convocados para jugar en esa posición, Vargas es el más experimentado y el que muestra más fútbol. Tanto Beto Da Silva como Christian Benavente son jugadores jóvenes con muchas cualidades técnicas pero que no cuentan con un ritmo de competencia como el de una selección mayor. Aún así son jugadores que deben tener minutos para mostrar el talento que tienen,  talento que en unos años será de uso indispensable en el equipo  de la selección peruana.

No podemos negar que uno de los mejores elementos que Gareca ha encontrado es el puesto de lateral derecho con Luis Advíncula. “Bolt” es uno de los pocos titulares indiscutibles y que no tienen reemplazo. Sus características físicas y futbolísticas le dan salida a la banda derecha peruana, generando así, futbol y peligro para los rivales. Personalmente, pienso que lo bueno debe ser imitado, y la selección Colombiana del Mundial 2014 y sus clasificatorias era la sensación debido a que tenia dos tren bala en cada banda. Zuñiga y Armero eran la salida de los dirigidos por Pekerman y los que iniciaban el desequilibrio invadiendo campo rival.

Es por este motivo que, pienso que Gareca debe alinear a Jair Céspedes como lateral izquierdo y así contar con una idea uniforme dentro de la salida de su equipo. Si solamente contamos con la salida rápida de Advíncula, nuestro equipo terminará siendo previsible pero si jugamos con dos laterales con características similares, allí encontraremos variantes en nuestro ataque.

El entrenador del equipo de todos debe aprovechar la velocidad, picardía y atrevimiento de Céspedes y, por supuesto, la presencia, fuerza y buen pie que siempre caracterizaron a Juan Vargas. Ambos en la franja izquierda podrán tener facilidades para la marca, las permutas en el nivel ofensivo serán más frecuentes y, sobre todo, habrá variantes en el ataque de nuestro equipo.