China creará un Centro Judicial Marítimo Internacional

579

 

El informe anual de la Corte Suprema de Justicia China, publicado el pasado 13 de Marzo, anunció que este año la Corte tiene previsto reforzar sus trabajos en el dominio de los procesos marítimos con el establecimiento de un Centro de Justicia Marítimo Internacional.

Hace unos días, el Presidente de la Corte Suprema Zhou Qiang en el contexto de la presentación del citado informe ante la Asamblea Popular Nacional, indicó que es necesario garantizar la condición de China como potencia marítima. Es  decir, defender su soberanía nacional, sus derechos marítimos y otros intereses fundamentales, siendo estos los grandes objetivos de los tribunales de todo el país durante el 2016.

China, potencia que tiene la mayor cantidad de tribunales marítimos del mundo, solo el año pasado ha juzgado cerca de 16,000 casos. Tal es la cantidad de incidentes marítimos que ocurren a lo largo de sus costas que alrededor de 225,000 casos han sido juzgados en los últimos 30 años.

Las normas marítimas internacionales han sido aplicadas por los tribunales chinos desde su establecimiento en 1984. Desde entonces, su sistema judicial marítimo ha conseguido notables logros en la resolución de controversias y en ejercer el legítimo derecho de salvaguardar sus prerrogativas e intereses marítimos. Es así como nace la idea de convertir a China en un centro de justicia marítima que tenga influencia internacional, que procurando implementar un tribunal marítimo internacional, fortalezca la soberanía nacional de acuerdo con la ley y la jurisdicción marítima nacional.

Lo anterior no resulta poco importante teniendo en cuenta que el volumen de envíos internacionales de transporte marítimo de China ocupa un tercio del volumen mundial. Según estadísticas, más de un 90% del comercio exterior chino es transportado por vía marítima y la producción de fuentes marítimas representa un 9,6% de su Producto Bruto Interno.

Dicho escenario contrasta mucho de lo que sucede con la mayoría de países en América Latina y sobre todo en el Perú, no existen tribunales marítimos destinados a juzgar incidentes de esta área especializada del Derecho. Este déficit de Jueces con entendimiento en Derecho marítimo incide negativamente en las resoluciones y sentencias emitidas por los Juzgados de primera y segunda instancia, así como la Corte Suprema.

Es tarea pendiente y necesidad fundamental instruir a los Jueces en conocer el Derecho marítimo y darle el valor que le corresponde como una rama más del Derecho para así evitar decisiones infundadas y carentes de base doctrinaria. Establecer Tribunales marítimos como los hay en China y gran parte de Europa, favorecería sustancialmente a los actores del comercio marítimo en obtener de los decidores judiciales soluciones más justas y amparadas en las instituciones del Derecho marítimo.