China: Cuando el poder se te sube a la cabeza, por Inés Yábar

553

El presidente Peruano renunció, no por deseo propio o ganas de salir del poder, pero casi obligado por la situación política actual. Es una situación que lo involucra en casos de compra de votos, es decir corrupción. ¿Qué pasaría si no se pudiera obligar al presidente a renunciar? ¿Qué pasaría si su mando fuera de por vida? Es lo que ha sucedido en China donde la legislatura ha votado unánimemente para aprobar la renovación de Xi Jinping como presidente sin límite de número de periodos al mando.

Fueron 2970 miembros que aprobaron su mando y tan solo uno de ellos que votó en contra del vicepresidente que también se eligió en la asamblea. El continuo presidente de China tiene 64 años y es considerado el líder Chino más poderoso desde Mao Zedong. Ahora que logró eliminar el límite de años de un término presidencial, Xi Jinping podrá quedarse en el poder el tiempo que quiera.

Aunque muchos países del mundo ven estos sucesos como una toma de poder sin escrúpulos y maliciosa, los medios Chinos cuentan otra historia. En “China Daily” publicaron un editorial diciendo “Ya se ha vuelto un hábito que algunos en el occidente hablen mal del sistema político Chino… cuando se trata de China escogen mirarlo a través de lentes polarizados”.  El diario de la nación dijo igualmente que eliminar los límites de un término al mando no implicaba una “vida entera para cualquier líder”.

Hay ciudadanos chinos, sin embargo, que no están de acuerdo con las decisiones tomadas. El límite de 2 temporadas al mando fue instituido en 1982 para prevenir una repetición de los horrores de la era de Mao. Eliminando el límite ahora, China parece estar en dirección de turbulencia política y dictadura. Li Datong, un editor jubilado chino, no tuvo miedo de decir “Esto podría destruir a China y a los ciudadanos chinos. No puedo quedarme callado. Tengo que hacerles saber que hay personas en contra de esto y tengo que hacerlo públicamente”. Para él los diputados que votaron no eran más que títeres del poder.

Muchos hacen un paralelo de esta situación con la de Rusia donde gradualmente Putin tomó el poder. Siendo primero elegido democráticamente en el 2000, ahora está en su cuarto periodo al mando. Dados los límites de la constitución rusa no podía postular a un tercer término consecutivamente. Sin embargo, logró crear una “tandemocracia” para quedarse en el poder cuando Dmitry Medvedev fue elegido como presidente. Además, con términos presidenciales siendo extendidos a seis años, logró postular de nuevo en el 2012 (siendo su tercer término oficial).

La política es complicada, ascender al poder es una responsabilidad. Aunque significa estar bajo el ojo público constantemente, muchos quieren quedarse en el poder. Tal vez no sea una opinión muy popular, pero agradezcamos que nuestro presidente haya dado un paso atrás. Aunque hizo cosas cuestionables y que no ayudaron al país, decidió dejar su posición sin acaparar todo el poder. Ahora tenemos que, como país, afrontar decisiones y cambios de mando. Para ayudar a que el país crezca y no criticar sin dar ayuda constructiva, tú ¿qué estás haciendo?

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.