¡Cierren fronteras! por Yorry Warthon

1.145

Los audios presentados la tarde de ayer en la sesión del Congreso de la República -por el Parlamentario Edgar Alarcón-, nos revelan lo que todos temíamos: Martín Vizcarra jamás emprendió una lucha contra la corrupción, muy por el contrario y lejos de ello, era él quién encarnaba la corrupción que hoy continúa corrompiendo al país en todos sus niveles.

Las recientes pruebas nos revelan cómo es que el presidente Vizcarra maquina una suerte de estrategia infame para enfrentar las acusaciones en su contra por el caso del «artista» Richard Swing. De los audios, se logra comprobar que Martín solicita, cobardemente, la renuncia de una de sus asesoras.

Asimismo, notamos a un Vizcarra incisivo en cuestionar sobre la secuencia de testimonios que deben dar los involucrados que aún confabulan con él.

Se tenía la percepción de que el presidente no contaba con la capacidad moral para fungir el puesto que ocupa. Hoy, estos audios nos quitan cualquier duda. Esta es razón suficiente para que Martín Vizcarra sea vacado inmediatamente del cargo que asumió por casualidad.

Tras su expulsión del cargo Vizcarra deberá ser procesado por los presuntos delitos de obstrucción a la justicia, manipulación de testigos y alteración de pruebas, y pagar con cárcel todo el daño que le ha ocasionado al país.

Un escándalo de corrupción de tales ribetes (que ya es cubierto por la prensa internacional) debe ser aplacado con firmeza. No hacerlo convierte automáticamente en cómplices a quiénes ostentan la facultad y la autoridad para darle solución a este triste escándalo.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.