Cinco claves para entender por qué la campaña de PPK fue exitosa

205

El líder de Peruanos por el Kambio, Pedro Pablo Kuczysnki, tiene muchas cosas que agradecer luego de estas elecciones. Así gane o no, PPK ha tenido la suerte de su lado. Y es que, hay que decirlo, no ha sabido llevar adelante una campaña proselitista que, en realidad, era fácil de ganar.

Vamos. Hablamos de Keiko Fujimori, la hija de Alberto Fujimori, de aquel cuyo gobierno cometió crímenes de lesa humanidad, violaciones contra los derechos humanos y corrupción rebalsada por doquier. Tumbarse su candidatura, en otras palabras, no debería haber sido difícil. Sin embargo, PPK no la vio la forma, sino hasta el final, para dar en el blanco. Y, como dije, hubo mucha suerte en el camino. Veamos las 5 claves del éxito de una campaña que, reconozcámoslo, dejó mucho que desear.

1. EL REPORTAJE SOBRE LA DEA

El domingo 15 de mayo, apenas a 20 días de las elecciones presidenciales, el programa de investigación Cuarto Poder emitió un reportaje que reveló que la oficina de Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, en inglés), investiga desde hace buen tiempo al principal financista de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez.

El caso, en resumen, implicaba a la candidata Keiko Fujimori pues el informante de este organismo, Jesús Vásquez, aseguró haber grabado una conversación donde Ramírez le aseguraba que la lideresa naranja le entregó un gran número de dinero para lavarlo en el exterior.

Muchos malinterpretaron la información y dijeron que la DEA investigaba a Keiko Fujimori. Esta información distorsionada, sin lugar a dudas, afectó a la postulante quien, además, tuvo una accidentada participación en el programa en vivo, a donde llamó notablemente enfadada y colgó el teléfono sin permitir a los periodistas conductores contestar.

2. LOS AUDIOS DE JOSÉ CHLIMPER (CHLIMPERAUDIOS)

Transcurridos unos días, el programa ‘Las cosas como son’ difundió un audio en el que Jesús Vásquez desmentía lo dicho en el audio de Cuarto Poder, dando a entender que todo era una campaña sucia contra Fujimori. Sin embargo, la jugada salió mal porque el audio difundido en este programa estaba manipulado y fue entregado, nada mas y nada menos, por el aspirante a vicepresidente del fujimorismo, José Chlimper.

Este lamentable episodio de estas elecciones hizo recordar a muchos la época en la que la dictadura de Alberto Fujimori, de la cual Chlimper fue ministro, manipulaba la información a su antojo. Inmediatamente se recordaron los diarios chicha y las falsas cifras que decían que el Perú estaba progresando cuando, en realidad, estábamos progresando a una crisis casi irremediable.

3. EL VIDEO DE VERÓNIKA MENDOZA

Algo de mérito tiene la excandidata presidencial, tercera en las elecciones de la primera vuelta, quien finalmente sinceró su respaldo incondicional a Pedro Pablo Kuczynski.

A través de un video, la popular lideresa de izquierda expresó “quiero un país con dignidad, con paz. Hoy, votar en blanco o viciado favorece a Keiko Fujimori en el conteo final de votos”. Esta filmación de 5 minutos se viralizó rápidamente, aunque también se viralizó un mensaje en quechua donde Mendoza instaba a la población quechuahablante a votar por PPK.

Los analistas dijeron, entonces, que Mendoza logró que gran parte del electorado que ya había optado por el voto en blanco o nulo, se convenció en elegir a PPK.

4. LA SEGUNDA MARCHA ‘NO A KEIKO’

La primera marcha de la segunda vuelta electoral no tuvo mucha acogida en medios. Sin embargo, la segunda movilización tuvo gran cobertura porque, incluso, no dudaron en participar los excandidatos presidenciales Fernando Olivera y Verónika Mendoza. También se hicieron presentes representantes de Peruanos por el Kambio, Frente Amplio, Acción Popular, Frente Esperanza, entre otros.

Expresaron también su respaldo a este masivo pronunciamiento una gran cantidad de congresistas, líderes de opinión, del mundo artístico y de la farándula.

5. EL SEGUNDO DEBATE PRESIDENCIAL

Cuando Keiko y PPK se vieron la cara por primera vez, pudo identificarse fácilmente a la ganadora. Tan fuerte fue la derrota que la frase ‘cómo has cambiado pelona’, elucubrada por Keiko, dejó en ridículo a su contrincante. No había dudas, todos concluyeron que el Perú ya tenía Presidenta.

Pero esa derrota despertó, al fin, una alerta en las principales cabezas de Peruanos por el Kambio, quienes buscaron todos los métodos (y hasta contrataron a periodistas como Rosa María Palacios y Gustavo Gorriti), para fabricar un discurso para el gusto del televidente farandulero, es decir, con puyas y ataques precisos. PPK se transformó en una semana.

Llegado el segundo debate presidencial, y pese a su lentitud discursiva, Kuczynski logró imponerse encima de su adversaria. Logró sacar el escándalo de Joaquín Ramírez, el ‘chlimperaudio’ y otros típicos golpes utilizados en el 2011 por el actual presidente Ollanta Humala. Y así, le devolvió la polémica frase de Nicomedes Santacruz diciéndole “Tu NO has cambiado, pelona”. Esa frase lo coronó como ganador del debate.

Conclusión

Yo lo dije hace dos semanas. Keiko Fujimori no es una contrincante difícil, pero PPK no es un político capaz de meterse en guerras sucias. Toda esta suerte, excluyendo el debate presidencial, provino de la ciudadaní y de los sectores de izquierda. Sin ellos, su campaña probablemente habría sido la más débil que todas las conocidas hasta el día de hoy. Por eso digo, PPK tiene demasiado que agradecer luego de las elecciones.