“Cómo las normas legales pueden generar espacios de abuso de poder contra las personas”

208

Cuando un funcionario público hace uso de sus facultades sin control alguno, se le conoce como “discrecionalidad”. Esta practica suele ocasionar problemas, como el ocurrido en el municipio de Tambo Grande, ubicado al norte del país.

Eduardo Herrera, director ejecutivo del Consejo Privado Anticorrupción, explicó mediante el podcast “Mesa de Partes” lo indicado. El problema radicó cuando el municipio mencionado, emitió una norma legal la cual prohibía el consumo de bebidas alcohólicas mientras dure el estado de emergencia nacional. De por sí, la norma carecía de sentido en muchos aspectos, según relata Herrera en el audio. Dicho esto, lo más grave fue cuando efectivos del municipio empezaron a interceptar y decomisar mercadería que llegaba de otras regiones, que no solo incluía bebidas alcohólicas, sino también productos como agua o gaseosas.

Finalmente, Herrera menciona que “la posibilidad de abusar de la norma legal por parte de los encargados de fiscalizar, genera muchas veces incentivos perversos desde el mismo Estado” y “a más sanciones, mayor presupuesto”. Esta practica se repite muchas veces con otros negocios, sin importar el tamaño ni rubro, siendo los más afectados los negocios pequeños, que no siempre pueden costearse una buena defensa legal.