Conoce a la mujer cubana cuyo trabajo es cuidar los lentes de John Lennon

228

Aleeda Rodriguez Pedrasa es la mujer con uno de los trabajos más peculiares en Cuba: Ser la guardiana de los lentes de la estatua de John Lennon.

Cuando los turistas llegan al parque John Lennon en la Havana, Rodriguez coloca las gafas en el rostro de la estatua. Estos los guarda en su cartera, para prevenir que sean robados. El gobierno cubano le paga 245 pesos al mes, más de lo que muchos ganan. La señora de 72 años ha trabajado en esto dos años.

Cuba ha tenido una relación interesante con Lennon. En 1964, Fidel Castro declaró como prohibida la música de los Beatles, como parte de su guerra contra el capitalismo occidental. Pero la banda era un mega-acto en ese momento, y las copias de contrabando de sus canciones llegaban a la isla.

“Fue muy querido en los años 70”, dice Rodriguez. “Era muy querido y la gente escuchaba su música, pero no estaba permitido”.

Cuando Lennon se convirtió en un disidente político vocal, criticando la participación estadounidense en tierras extranjeras, llamó la atención de Castro.

En el año 2000, en el aniversario número 20 de la muerte de Lennon, el 8 de diciembre, Cuba presentó esta estatua de bronce. Esta se encuentra en un banco del parque, de pelo largo y con gafas. Poco después de su inauguración, las gafas empezaron a ser hurtadas.

Cada vez que se robaban las gafas, el gobierno las reemplazaba, y luego desaparecían de nuevo.

Hace unos dos años, los lentes de Rodriguez fueron tomados de la estatua de Lennon. “Los lentes eran míos”, cuenta, “pero yo no estaba mirando y cuando me di la vuelta se habían ido”.

Se necesitó otro par que desapareciera antes de que el gobierno cubano contratara a Rodriguez en su papel de guardiana de las gafas.