Conoce las variadas cenas navideñas en Perú

932

En muchas ciudades, la cena navideña tradicional tiene como protagonista al pavo, aderezado en su propio jugo o con especias y acompañado con arroz árabe, puré de manzana y ensalada rusa. Sin embargo, en varias regiones del Perú, la cena navideña varía en sus componentes, agregándole su toque especial con productos locales. En esta ocasión, redBus recopila algunas de las cenas navideñas que se realizan en el Perú y que difieren del tradicional pavo horneado al cual se está tan acostumbrado.

Arequipa

En Arequipa se suele utilizar el pescado en reemplazo del pavo o el pollo. El pescado es el plato          principal de la cena navideña y se acompaña con buñuelos y ensaladas preparadas con insumos tradicionales de la zona. Algunas de estas ensaladas cuentan con ajo, beterraga, pallares, palta con cebolla, zanahoria y lliccha, una hierba que se puede encontrar en las cosechas de maíz y alfalfa. Estas ensaladas se suelen servir con papas hervidas picada en cuadrados.

Los buñuelos son una gran alternativa al ya conocido y famoso panetón. Estos postres se realizan con harina de zapallo o camote, concho de chicha y miel. Todo un manjar tradicional de la zona arequipeña del Perú.

Cajamarca

Mientras en Arequipa el plato principal tiene pescado, en Cajamarca tiene gallina criolla. Por ejemplo, en la provincia de San Ignacio, la gallina puede ser preparada al horno, asada o en adobo.

En la provincia de Hualgayoc, ubicada en la zona norte del departamento de Cajamarca, el chocolate caliente se acompaña de buñuelos bambarquinos. Estos se preparan con miel de chancaca y se acompañan con quesillo fresco. Esta tradición culinaria para Navidad también se puede observar en otras provincias cajamarquinas, como Chota, donde, del mismo modo, se disfruta la mezcla de quesillo con miel de chancaca.

Cusco

Una Navidad en temperaturas bajas obliga a que la cena navideña esté compuesta por platos calientes. Este es el caso de Cusco, donde se suele preparar caldo de gallina en la cena navideña. Para acompañar este delicioso plato peruano, se utiliza arroz o fideos, servidos con moraya, papas o yucas.

Este caldo se sirve luego que la familia cusqueña se reúne para celebrar el momento del nacimiento del niño Jesús. Seguido al caldo, no podía faltar el panetón con el chocolate caliente.

Ayacucho

En Ayacucho, la gran variante de la cena navideña se encuentra en la bebida. Así, siendo tradicionales el chocolate y el champán en la mayoría de las mesas peruanas, en esta región, estos son reemplazados por chocolate preparado con siete semillas y la chicha de jora.

De esta forma, el chocolate que se sirve en las cenas navideñas ayacuchanas es preparado con granos de quinua, trigo, kiwicha, garbanzo, cañihua, habas y soya. Esta bebida navideña se ha convertido en una gran fuente nutritiva, en especial por su aporte de calcio, para todos los niños que la beben en esta ocasión festiva.

Tingo María

En la región amazónica del Perú, las costumbres gastronómicas para Navidad pueden ser representadas por aquellas que se encuentran en la ciudad de Tingo María.

En esta ciudad, lo que más se consume para la nochebuena es la gallina silvestre, la cual es preparada minuciosamente en el horno. Esta, asimismo, se adereza con ají especial, pimienta, sal y sillao. Este último ingrediente le da un toque especial y único al sabor de la gallina que, posteriormente, será horneada.

Para acompañar el plato principal, los lugareños de Tingo María preparan los tradicionales juanes, ensalada de frutas, chorizo y el tacacho elaborado con plátano verde. La bebida tradicional es el ponche de plátano, conocido también como chapo, con leche. Para la celebración de la nochebuena también se prepara y disfruta de una bebida preparada con uvas muy pequeñas, llamadas uvillas. La bebida es localmente conocida como uvachado.

Cuando se piensa en cenas navideñas, lo primero que se viene a la mente es el tradicional pavo horneado, acompañado de puré, arroz y ensalada. Sin embargo, en muchas otras ciudades del Perú, la cena navideña difiere mucho a esta imagen. Con productos típicos de la región donde se localizan, el plato principal, el cual puede ser pollo, pescado o gallina, adquiere un sabor excepcional que no le tiene nada que envidiar al pavo.