Cooperación Internacional contra el Terrorismo

617

Existe una serie de tácticas que está usando el Gobierno de los Estados Unidos para librar la batalla al terrorismo. La cooperación con otros países, en ese sentido, resulta fundamental para alcanzar el éxito.

De este modo, se ha abierto una veta de reciprocidad con las potencias emergentes y otros países más del vigente orden internacional. Esta participación global busca solidificar valores universales, tratados en la entrega anterior, donde se promueva la paz, seguridad y democracia. Esta alianza busca afianzarse y por ello, no se limita solamente a actores estatales. De esta manera, esta estrategia está diseñada para coordinar acciones con actores no estatales, actores del sector privado, instituciones internacionales (particularmente las Naciones Unidas), instituciones financieras internacionales, organizaciones regionales, organizaciones “de base”,  organizaciones religiosas y organismos no gubernamentales. Como ejemplo se toma la coordinación realizada luego durante el Huracán Sandy en 2012 y los atentados en Boston, en 2013.

Otro aspecto de la cooperación, derivado del anterior, es la generación de mayores espacios de discusión sobre el tema del terrorismo. De este modo, en los últimos años se ha abierto una serie de medidas que busca generar mayor confianza y conciencia acerca de la amenaza del terrorismo y del extremismo. En estos espacios, temas como la cooperación marítima, aérea, de fronteras y de sanidad pública, se han tratado en foros tales como ASEAN, APEC, y órganos varios de Naciones Unidas.

Luego, teniendo en cuenta el actual crecimiento de la interdependencia en el mundo de hoy, Estados Unidos observa en este documento que, los lazos económicos, tecnológicos e inclusive los personales, están uniendo a grupos varios y gobiernos de una forma sin precedentes. Es así que, este aspecto busca incentivar la cooperación internacional en pro de redes tecnológicas seguras, de mayor comercio e inversión, y de una transformación positiva de las comunicaciones en todo el mundo.

Como ejemplo de ello se tiene a una medida que parece netamente comercial, pero tiene componentes de seguridad: la identificación y certificación de cadenas de suministro, a nivel global. Si bien ello permite una mayor transparencia al momento de negociar, comprar y vender productos; permite cerciorar tener estándares mínimos de trazabilidad, origen y uso de ciertos bienes, y ojo, también servicios.

Del mismo modo, la difusión de ideales democráticos, de apoyo a países en transición, de observación electoral y de búsqueda de accountability en varias regiones, parte de la premisa que las democracias, entendidas como tales, no buscan ni generan terrorismo.

Dentro de esta transición global de responsabilidades, uno de los beneficios directos es la difusión de responsabilidad a nivel internacional. Se busca compartir el gasto presupuestario, la atención organizacional, personal y liderazgo en la escena mundial. Esto llega en momento de recurrentes recorte presupuestario y una voluntad política por momentos dubitativa. Ello resulta parecido al momento, realista por cierto, que generó Kissinger al buscar el reconocimiento oficial de China Popular en 1972. El Secretario de Estado y Asesor Presidencial en temas de Seguridad Nacional permitió que China fuera responsable de la seguridad en su zona de influencia, permitió que Rusia quedará contenida con China, y pudo generar una salida honrosa de Vietnam.