COP21: Hollande pone en marcha plan de seguridad para blindar París

1.060

La edición número 21 de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 21), ha puesto en marcha un intenso operativo policial y ha cuadruplicado el número de policías y gendarmes que se apostarán en las calles de París y alrededores para el resguardo del evento que se celebrará desde mañana hasta el 11 de diciembre.

El presidente francés, Francois Hollande, ha destinado que 2 500 efectivos -tanto de la policía como de la gendarmería- resguarden el Bourget y sus alrededores, cuyas calles quedarán cerradas al público y por las que, incluso, circulará una prohibición total de vehículos privados o taxis.

Asimismo, se cerrarán amplios sectores de la autopista que cruza el norte de la capital francesa y se desviarán algunas calles cercanas al aeropuerto internacional Charles de Gaulle. Para facilitar la movilización de los parisinos, los medios públicos serán gratuitos entre hoy y mañana.

Por otro lado, se resguardarán los sitios que sufrieron los ataques terroristas del viernes 13 de noviembre, en especial, los memoriales ‘espontáneos’ armados frente a la Plaza de la República y al teatro ‘Bataclan’.

Finalmente, se han enviado 8 000 efectivos a las fronteras francesas para encargarse de la minuciosa tarea de fiscalizar y controlar el ingreso de extranjeros al país. Todas estas medidas regirán hasta días después del cierre de la cumbre, a mediados de diciembre.

Como se sabe, la COP21, cuya edición anterior se llevó a cabo en nuestro país, reunirá a 147 líderes políticos de todas las partes del globo quienes se encontrarán para discutir y acordar los principales compromisos mundiales con el objetivo de reducir las emisiones de carbono. Según el gobierno francés, «se trata de una de las conferencias diplomáticas más importantes jamás organizadas que no sean asambleas generales de la ONU».