Cuba Inc.: ¿Lame duck moves o fin del embargo? Parte II

535

En temas de procedimientos aduaneros. Esta otra ley, vigente desde octubre del 2013, agudiza las restricciones a los ciudadanos en materia de importación de bienes de consumo y bienes intermedios. Asimismo, establece cuotas (límites) de importaciones muy bajos, “bloqueando” de facto el acceso a cualquier importación de productos que no esté autorizada por su Concejo de Ministros y/o su Presidente, desde vegetales hasta celulares. Por último, durante el 2013, el número de ”balseros” cubanos llegados a Florida se ha duplicado. De acuerdo a cifras reveladas por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS por sus siglas en inglés), el éxodo parece revivir lo ocurrido en 1994 y 1980, donde de manera continua, por varios meses, se generó un flujo no antes de visto de migrantes, como consecuencia directa de la dureza de este régimen totalitario.

En segundo lugar, la lógica estratégica es clara. Rusia invadió Ucrania este año, alejándola de la esfera de influencia europea, luego de haber alentado inestabilidad en el país partir de discursos xenófobos de partidos políticos pro rusos, y acciones encubiertas de “disidentes” pro rusos. Al mismo tiempo, siendo parte del Consejo de Seguridad se ha opuesto a cualquier acción armada que pueda ser coordinada de forma multilateral en la ONU.  En ese sentido, al tener el precio del barril de petróleo en los niveles más bajos en los últimos cinco años, se ha dado una confluencia de circunstancias para atacar a Rusia donde esta concentra el mayor interés en la región, luego de Venezuela. En ese sentido, este anuncio resulta una sacudida a las aspiraciones expansionistas rusas, y obliga a repensar la estrategia del Kremlin en Europa Orienta y el Fértil Creciente.

En tercer lugar, Cuba siempre ha mantenido un perfil agresivo en la región. Basta notar el apoyo directo que ofreció a Salvador Allende en 1964 y 1970, triangulando dinero y armas desde la Unión Soviética,  funcionando como laboratorio de nuevas medicinas y armas químicas soviéticas, y como territorio de genocidio y violación sistemática a los derechos humanos hacia sus disidentes y disidentes de países controlados por ellos.

En 1961, Oleg Penkovsky, coronel del Ejército Rojo que trabajaba en el GRU (inteligencia militar soviética) reveló a la superioridad estadounidense, durante un lapso de 15 meses, los detalles de la “Operación Anadyr”, el plan para instalar misiles nucleares continentales, así como otros secretos soviéticos. Posteriores vuelos de U-2 confirmaron esa información.

Su propio servicio de inteligencia esta infiltrado en Latinoamérica. Basta recordar los “logros” de Barbarroja, pero también la información de parte de disidentes cubanos. En  junio de 1982, un oficial de la DGI (Dirección General de Inteligencia cubana) reveló que varios funcionarios, congresistas y senadores eran blancos de la DGI. Esta revelación se hizo pública en testimonios ofrecidos al Senados estadounidense durante esas fechas. Posteriormente, a comienzos de 1987, Rafael del Pino, un general de dos estrellas de la Fuerza Aérea de Cuba y  oficial de la DGI, tomó una avioneta Cessna y se presentó como informante corroborando lo que se había revelado en 1982.

 Más aún, en junio de 1987, Florentino Aspíllaga Lombardi, hasta entonces el disidente más condecorado por Cuba y oficial de la DGI, se entregó al Gobierno estadounidense revelando más secretos que hasta ese momento le habían sido ajenos a la inteligencia estadounidense. Se supo de disidentes estadounidenses dentro de los Departamentos de Justicia, Estado, CIA y otras agencias de inteligencia, quiénes son dobles agentes, y dónde pueden estar actuales infiltrados. En 2002, Ana Belén Montes fue detenida espiando por los cubanos. Ella había sido una espía por casi 20 años y manejaba  documentos sobre Cuba dentro de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA). Este hecho no es de extrañar ya que anteriormente, la Banda de los 5, 5 espías cubanos, fue atrapada en 1998 realizando actos de espionaje en Miami.

Actualmente, estamentos del S-2 cubano, manejan información y están destacados de forma oficial extraoficial en los países del ALBA, siendo la cabeza de esta alianza política anti-estadounidense y pro-rusa.

Es más que seguro que la Casa Blanca se ha detenido analizar todas estas aristas. Considero que ha tenido toda información en cuenta al momento de realizar los anuncios en pro de “reanudar” las relaciones entre ambos.