De guardia de un club en Nueva York a combatiente de la milicia kurda en Siria

868

Robert Rose era guardia en un club de Nueva York y ahora enfrenta a ISIS en Siria. Fue reclutado por un grupo kurdo que busca nuevos militantes

“Tengo un presentimiento en relación a que se supone que debo morir aquí” dijo Rose, de 25 años, el cual no pudo servir a la milicia estadounidense por obtener la custodia completa de su hijo.

Su ímpetu en luchar contra los terroristas, sobre todo luego del 11-9, lo llevo a unirse a la YPG o los Leones de Rojava un término que hacer referencia a los combatientes occidentales.

Según Rose, las YPG están formadas por militantes kurdos que defienden su tierra y a su pueblo en su lucha contra ISIS. También dijo que las mujeres pelean, y que lo único que quieren es vivir en paz.