Decisión 2014: El San Isidro de Madeleine

1.481

A las 4 de la tarde del último viernes, estaban muchos periodistas de medios escritos esperándola. Tenía copada toda la agenda y aceptó, primero, conversar conmigo, diciendo en tono de broma: “Empezamos por el más joven, Bruno”.

Madeleine Osterling Letts, sanisidrina, 55 años, hija del recientemente fallecido líder histórico del PPC Felipe Osterling, abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú, MBA en Alta Dirección por el PAD de la Universidad de Piura y estudios de especialización en Economía por la Boston University, así como una exitosa trayectoria laboral en las más importantes empresas del país; me cuenta en una conversación extensa, la razón de su candidatura al distrito con mayor desarrollo humano del país y la propuesta municipal que la lleva a estar en los primeros lugares de las preferencias a dos semanas del esperado 5 de octubre.

B: Bruno Carranza Olivo

M: Madeleine Osterling

B: Debe estar acostumbrada a responder esta pregunta pero es necesaria la aclaración, ¿por qué postular por Fuerza Popular y no por el PPC?

M: “Hay varias razones. Mi padre fue líder histórico del PPC pero se apartó de la actividad visible en el 92, luego de la disolución del Congreso, porque él estuvo en desacuerdo con la actitud del PPC de presentarse al Congreso Constituyente a fines de ese año. No se presentó ni el APRA ni Acción Popular, quienes mantuvieron su consecuencia y eso le dolió muchísimo. Quizás no lo hizo público porque él era un hombre muy leal y muy honrado y le tenía mucho aprecio a Luis Bedoya Reyes y también mucho cariño a Lourdes, a pesar de que ella sí participó como Presidenta de la Mesa Constitucional.

Luego, mi padre siempre hizo su vida política ajena a la familia. Yo nunca conocí un local del PPC, y a sus dirigentes políticos los he conocido por razones sociales, pero nunca en el partido. A Lourdes la conozco porque fue mi compañera de clase en la universidad, a Luis Bedoya porque me lo he encontrado en eventos, presentaciones de libros. Pero no es que haya asistido al partido o haya asistido a las sesiones de doctrina o me haya involucrado con lo que significa el PPC.

Otra razón importantísima es porque las opciones políticas no se heredan. El PPC de hoy no es el mismo PPC de hace 30 años y mi padre lo declaró. En sus últimas entrevistas, él dijo que lo consideraba un partido dividido, acéfalo (con Luis Bedoya reyes como patriarca de más de 90 años y líder histórico pero retirado).

Y, finalmente, porque Keiko es una persona excepcional: mujer, madre, profesional, candidata. Ha recorrido todo el país. Yo la conocí a través de los ojos de mi padre, él me habló de Keiko por primera vez, la conoció antes que yo y siempre la destacó como una excelente mujer, con una vida personal y carreras muy meritorias. Entonces, cuando Keiko me hace esa invitación, yo no la conocía personalmente. Me extendió la invitación a través de una amiga en común. Primero, me daba la oportunidad de participar en la vida pública y servir a mi comunidad –yo soy una persona que tiene mucha vocación de servicio-. Y, luego, me daba la oportunidad de participar a través de una persona con la que comparto muchos valores. Y cuando le pedí consejo a mi padre, me felicitó y me dijo que era una excelente decisión, que él me apoyaba al cien por ciento, que lamentaba no tener salud para acompañarme a hacer campaña pero que me iba a dar su consejo. Y me lo dio hasta el último día de su vida porque murió con una lucidez impresionante”.

B: Precisamente sobre gestión municipal, ¿cuál es la opinión que tiene como sanisidrina respecto a la última gestión distrital a cargo del PPC?

M: “Yo creo que ha sido decepcionante. San Isidro se ha congelado en el tiempo y hasta ha retrocedido. Si conoces San Isidro y te paseas por ahí, te diría que empieces por la bajada de productores para que veas lo que es la maestranza de la municipalidad. Son 7 mil metros frente a una costa maravillosa que sirven de botadero para efectos prácticos. Ahí tienes 70 mil metros cuadrados donde fácilmente se pueden usar 25 mil para hacer áreas verdes. Ese es un terreno que le pertenece a San Isidro y la inversión sería casi mínima. También ves un centro deportivo inconcluso, le falta la piscina que estaba en el plano original pero que, sin embargo, ya no aparece en la página web. Luego sigues recorriendo San Isidro y vas a ver calles que son rotas constantemente porque el municipio no tiene la capacidad de coordinar con las empresas de servicios públicos el enterrado de los cables o la tubería. O sea, cada vez que a Sedapal o Luz del Sur se le ocurre enterrar un cable o tubería, cortan la calle. Eso es inaceptable, la falta de gestión se ve por donde vas. En la avenida Conquistadores puedes ver la cantidad de inmuebles abandonados. Te pasas a Córpac y ves que está inundado de carros que vienen a trabajar al Ministerio del Interior o de Producción, convirtiendo a los lavadores de carros en una suerte de valet parkings.

San Isidro ha concesionado el estacionamiento subterráneo Rivera Navarrete, que ha tomado muchísimo tiempo concesionarse. Había, además, un proyecto de estacionamientos para techar la vía expresa, que fue presentado por el alcalde Cantella al inicio de su gestión y que recibió muchas observaciones de la Municipalidad Metropolitana de Lima y quedó encarpetado. Esos 60 mil metros cuadrados que van desde Javier Prado a Aramburú van a hacer, en mi gestión, el Parque Central de San Isidro.

Voy a hacer un pulmón para la ciudad, áreas verdes que los limeños necesitamos y que, sobre todo necesitan los vecinos de San Isidro. De acuerdo con la OMS, una persona para tener una vida saludable necesita 8 metros cuadrados de área verde. En San Isidro, siendo uno de los distritos más verdes, se tienen 6.6. Y eso, considerando a los 60 mil vecinos que viven en el distrito, no considerando las 100 mil personas que llegan todos los días a trabajar ni las 800 mil personas que transcurren y cuyos vehículos contaminan.

Y a nivel de Lima, hay 2.98 metros cuadrados de áreas verdes por persona, convirtiéndola en la ciudad más contaminada de Latinoamérica.

Ni la gestión del PPC ni el Ministerio del Ambiente han hecho nada por las áreas verdes. Nosotros tenemos que tomar esa iniciativa y darle a nuestro vecindario este pulmón verde que mejorará la calidad de vida a través de una mejor salud.

Y en este parque, que es mucho más barato que construir un estacionamiento para 1200 vehículos como era el plan original, vamos a poner ciclovías, internet libre. Y eso es fundamental para los jóvenes, este va a ser un sitio pensado principalmente en ustedes. Actualmente, no existe un parque con internet libre haciendo que los estudiantes que salgan de sus universidades y que viven lejos tengan que pagar un café para hacer sus trabajos. Va a tener postes donde cargar los celulares, va a tener paneles solares que darán energía limpia protegiendo el medio ambiente”.

B: Y en la seguridad, acaba de presentar una propuesta distinta. Cuénteme, ¿de qué se trata?

M: “Sí, tengo una propuesta diferente porque cuento con el apoyo del General Marco Miyashiro en mi equipo. La época del terrorismo fue dramática. Yo ya tenía 3 hijos chiquitos y realmente vivíamos muy asustados. No solamente por la violencia en sí, sino porque sentíamos que el país había perdido control. Marco Miyashiro fue el responsable de la captura de Abimael Guzmán y de muchos miembros del MRTA, quizás es el hombre que más conoce de seguridad en el país.

La seguridad tiene 3 bastiones: la PNP, el Serenazgo y Policía Municipal (gobierno local) y la propia población. En San Isidro tenemos 2 comisarías, la de Orrantia en la Av. El Ejército y la de Petit Thouars, que es la más importante. Tiene 113 efectivos, un sótano y 2 pisos. Yo planeo construir 2 pisos más, algo que sería viable en mis funciones como alcaldesa, y hacer un convenio con el Ministerio del Interior para que la dote de más efectivos, por lo menos 100 efectivos más.

En estos 2 pisos ubicaríamos una oficina para el Juez de Paz y para un Fiscal, para hacer un verdadero seguimiento a los delitos. Haríamos una sola central de emergencia entre Serenazgo, bomberos y comisarías.

Con respecto al Serenazgo de San Isidro, hay que reubicar a los serenos, buscando los puntos en el distrito donde hay alta delincuencia y ponerlos cercanos a esos puntos. Lo que haremos será mejorar el perfil de los serenos. Últimamente, la municipalidad ha contratado a gente para el Serenazgo sin las capacidades físicas y de estudio para serlo. Nuestra política será de capacitación constante y de retención para que una vez capacitados sigan en nuestro distrito, así como evitar la alta rotación, puesto que los lugares que ellos conocen son con los que llegan a familiarizarse.

La cámara biométrica que otros candidatos proponen no funcionaría porque la PNP no comparte su base de datos para que esa gente no esté expuesta a chantajes, y eso lo hemos averiguado junto al General Miyashiro, quien tampoco está de acuerdo con esa medida. Lo que proponemos es hacer convenios con la PNP, con Escuadrón Verde, con la DIRINCRI; dar bonos por captura de delincuentes”.

B: Respecto al tránsito, ¿qué nos propone?

M: “Creo que las soluciones temporales solo palian el problema pero no lo solucionan. Hemos conversado con la Fundación Transitemos porque tenemos que diseñar un plan integral para mejorar el tránsito, cambiando el chip.

Yo apoyo la reforma de transporte como concepto. Desafortunadamente, ha sido una implementación apresurada del Municipio Metropolitano con un corredor azul lleno de deficiencias. Como concepto sí lo apoyo porque el tránsito en una ciudad depende de su transporte público. Lo que se tiene que hacer es tomar medidas ambientales o de otra índole para evitar que ingrese tanto transporte público informal a San Isidro a la par de promover el uso de ciclovías. En cualquier ciudad del mundo, la base de la pirámide del tránsito es el peatón, luego el ciclista, motociclista, transporte público y, luego, la movilidad privada. Lo que hay que hacer es generar eficiencia en el uso del automóvil. En ciudades como Nueva York, por ejemplo, la movilidad se basa en el transporte público, en las ciclovías y en el peatón de a pie debido a su infraestructura y a la seguridad.

Me han criticado mucho eso, me dicen que es imposible pero yo respondo que los mejores resultados siempre son producto de cambios integrales”.

B: Finalmente, ¿qué debemos esperar de su propuesta los jóvenes universitarios y futuros profesionales en San Isidro?

M: “A ustedes les ofrezco un distrito con alta calidad de vida, limpio, saludable. Quiero que San Isidro sea el distrito líder en política de medio ambiente, que se sientan orgullosos de su distrito, políticas de reciclaje en el recojo de la basura, techos verdes, huertos orgánicos. Estoy especialmente enfocada en los jóvenes porque mis 3 hijos no pasan los 30 años, y ellos se sorprenden del retraso de San Isidro en estos temas.

En el deporte, el centro deportivo no va a funcionar con horarios limitados de lunes a viernes y sábado a mediodía. Yo voy a hacer que lo habiliten los 7 días de la semana, mejorando e implementando la piscina de la propuesta inicial.

La propuesta de trabajo para sanisidrinos va a ser fundamental. La municipalidad va a privilegiar los contratos del sanisidrino como colaborador en el municipio, gente que conozca realmente nuestra realidad distrital.

Lo que daremos es un distrito privilegiado, con reformas medioambientales, amigable y verde, que los haga orgullosos de ser parte del mismo”.