Entrevista a Antonio Meier

357

El Equipo de Lucidez se reunió con el ex alcalde de San Isidro y candidato actual a la alcaldía del mismo distrito Antonio Meier.

L: Lucidez

AM: Antonio Meier

L: ¿Muchos sanisidrinos recuerdan su gestión como poco eficiente?

AM: Esa es una campaña de desprestigio que se inició cuando creyeron que iba a la reelección en el 2010 y ahora algunos candidatos la han retomado. En mi gestión del 2006 a 2010 hice más de 1000 obras. Además, recibí el distrito de San Isidro con un déficit 18 millones 600 soles y sin ningún proyecto. Hicimos 110 millones de soles en inversiones en 4 años, el record anterior fue 43 millones y dejé 21 millones soles de utilidad en el balance final para el 2010 cuando nos fuimos, para que la transición fuese suave. Esto es ser eficiente y eficaz.

Cubrimos el déficit, construimos la planta de agua y regadío de casi 4 mil metros cúbicos ubicada en Surco y ahora se riegan los parques y jardines públicos de San Isidro con aguas tratadas. Este era el principal problema a solucionar para la campaña del 2006. Construimos el Centro de EsSalud en la Av. Pérez-Aranibar conocida como Av. El Ejército. Compramos, remodelamos y equipamos un local para la Comisaría de Orrantia y el ministro Octavio Salazar, quien la inauguró, la declaró la mejor comisaría del Perú. Dejamos en plena construcción el Club Municipal de SI en la avenida Pérez Aranibar, el que no fue terminado en su totalidad por la actual gestión pues también incluía piscina temperada, restaurante y una serie de otros servicios. Cambiamos los semáforos por semáforos inteligentes y luces LED. Ahí están, un recuerdo visible y tangible de las principales obras que hicimos.

L: ¿Cómo ve usted a la actual gestión en la alcaldía de San Isidro?

AM: Es una gestión totalmente ineficiente y carece de orden y de autoridad. Como ejemplo, cuando yo era alcalde, un edificio cuyos parámetros de altura indicaban 8 pisos, era de 8 pisos y ninguno más. Ahora un edificio al que le negamos la licencia para más de 9 pisos tiene 12. Tiene usted el caso de la Clínica Italiana, se ha autorizado la construcción con una altura de 7 pisos, algo que no va con las reglas, porque esa zona tiene un máximo de 4. Eso es desorden y ocurre cuando la autoridad cede a presiones o influencias. Nosotros regresamos para volver a tener un San Isidro en orden y que vuelva a ser el primer distrito del Perú como era en nuestra gestión.

L: ¿Cuáles son los principales problema que enfrenta el distrito de San Isidro?

AM: Uno de los principales problemas es la seguridad ciudadana. Nosotros dejamos el centro de seguridad ciudadana de más alto nivel en el Perú, ganamos un premio en España por la alta calidad del avance tecnológico del centro y ahora está desactivado. En San Isidro ya no existe el convenio con las comisarías, no renovaron el convenio con la PNP para tener 25 policías de tránsito exclusivamente para San Isidro. Ya no existe el mapa del delito, es decir, la central de base de datos en Seguridad Ciudadana donde se tiene los lugares focalizados donde ha sucedido el delito. Las 2 comisarías y la municipalidad de San Isidro estaban interconectadas y compartían y coordinaban la información. Ahora el sistema está desactivado, en consecuencia al no tener datos no se pueden hacer planes de prevención.

L ¿Cómo solucionará el problema del tránsito y estacionamiento en San Isidro?

AM: Para el caso del estacionamiento, yo promuevo playas de estacionamiento subterráneas, en el caso por ejemplo de Miguel Dasso, proponemos construir una playa subterránea en Camino Real pues tiene la ventaja que es una avenida ancha y no hay árboles y se puede hacer una playa de estacionamiento subterránea desde la Av. Álvarez- Calderón hasta Cavenecia, de acuerdo a lo que demanda exija.

Para construirla se hará un estudio de cuántos estacionamientos son necesarios, nosotros llamaremos a la iniciativa privada, y muchos de estos negocios pueden florecer, porque ellos no tienen lugares para parqueo. La ventaja de estas avenidas que son muy anchas, es que puedes hacerlo en dos etapas y no parar el transito en ningún momento. Construyendo una playa en esa ubicación le daremos valor a la zona,

L: ¿y el tema del costo para los futuros usuarios de estos estacionamientos?

AM: Nosotros somos promotores de la playa más grande que se está haciendo en el Perú que va desde la Av. Rivera Navarrete hasta Juan de Arona, con 3 niveles y 822 parqueos. Nosotros pusimos una condición a los empresarios: una tarifa baja y el costo por minuto y no por hora o fracción. Eso revolucionará el costo de las playas de estacionamiento, y eso se tiene que replicar en todas las playas que haremos en San Isidro, que hemos determinado que será posible hacer 10. Todo esto con la iniciativa privada, para que el municipio no tenga que gastar ni un sol.

Eso por supuesto, mejorara y ayudara a todos los negocios de estas zonas.

L: ¿Cómo mejorará la vida cultural en San Isidro?

AM: Cuando nosotros entramos, el Centro Cultural de San Isidro estaba un poco dormido y a mi criterio lo levantamos y lo pusimos segundo luego del Centro Cultural de Miraflores. Lamentablemente ha vuelto a caer, nuestro objetivo es recuperar lo perdido y luego mejorarlo, por supuesto. Además replicarlo en otro sector del distrito para que no todo se concentre en un lugar,. Podemos llevar cultura a la Casa del Vecino en el parque Talamantes, por la zona de Corpac, se usa para el Adulto Mayor, pero también podemos hacer distintas actividades culturales. Vamos a darle mucho empuje a los temas culturales, sobre todo para los jóvenes.

L: ¿El sector 5, Corpac, y toda esta zona del distrito, está un poco descuidada en comparación a otras zonas, qué piensa hacer frente a ello?

AM: Efectivamente, cuando iniciamos nuestra gestión en el 2007 era un sector olvidado. Corpac es el sector de San Isidro donde más trabajamos y arreglamos lo que los vecinos nos pidieron. Ahora a ellos les falta una comisaría, en su momento hablamos con los altos jefes de la policía para poder utilizar un espacio del local del Ministerio del Interior, al final no lo logramos porque terminó nuestra gestión.

También queremos tener otro centro de salud, que es necesario. Nosotros construiremos el inmueble y EsSalud lo equipará. En esta zona, también hay que aumentar la cantidad de cámaras y cambiar las que ya son obsoletas.

L: ¿Cómo solucionar el tema del cuidado y protección de áreas verdes en San Isidro?

AM: San Isidro cumple con el estándar internacional de espacios verdes. Dado que no hay espacio para dónde crecer con ellas, lo que se tiene que hacer es cuidarlas y protegerlas. Esto está amarrado con el contrato que existe con la empresa Relima que no sólo tiene que velar por el recojo de la basura y limpieza del distrito sino también por cuidado de parques y jardines, ellos ganaron el concurso en el año 2005 en el periodo del Alcalde Salmon, reconociendo que tenían 0 experiencia en cuidado de parques y jardines y, sin embargo, les dieron el contrato por 10 años. También administran El Olivar, que es un monumento nacional, patrimonio de San Isidro y del Perú. La idea nuestra es que cuando venza el contrato el municipio retome el manejo del bosque El Olivar y de algunos parques emblemáticos de San Isidro. Durante mi gestión ganamos dos premios a los mejores parques de todo Lima, el parque Alfonso Ugarte y el parque Roosevelt . Ahora no figuramos ni en los primeros 20.

L: ¿Cómo solucionará el problema de límites que existen en San Isidro con los distritos colindantes?

AM: Es un tema largo que trataré de resumir. Existe una ley de demarcación territorial pero no tenia reglamento, era imposible de aplicar y no había forma que dos alcaldes se pongan de acuerdo. Yo me reuní con muchos presidentes de la PCM cuando era alcalde y la respuesta de todos era la misma: no se puede avanzar porque no existe reglamento. Hace aproximadamente dos años salió el reglamento, y la actual gestión no ha hecho nada, lo lógico era que al día siguiente de su publicación buscaran un especialista y se dedicaran a resolver el asunto. Nosotros desde el primer día, armaremos un equipo de abogados y especialistas para hacer cumplir el reglamento y lograr definir de una vez los límites.