Defensa moral del capitalismo, por Erik Suárez

«Sabemos defender el capitalismo en muchos frentes. Desde lo económico, lo histórico, y lo político, hemos sabido darle la contra al avance socialista. Muy pocas veces defendemos al capitalismo desde lo moral, pues lo vemos como medio de avance, estabilidad y desarrollo».

566

Para nadie es sorpresa que la izquierda haya avanzado tanto en los últimos años. En diversos países de la región podemos ver una tendencia pro-socialista en la política. Incluso en lugares tradicionalmente de derecha como Estados Unidos, cada vez es más común percibir a jóvenes impulsando la idea de la revolución y defendiendo a sus protagonistas.

Este no es el panorama completo, ya que la realidad es incluso peor. La razón: la izquierda se ha apoderado de la política de la moral. Con esto no quiero decir que la izquierda defiende la ética y moral —de hecho, pienso todo lo contrario—, sino que han logrado incorporar la narrativa de que su ideología las defiende. Después de años de trabajo, vemos los resultados hoy.

¿Es esto un mérito que se le puede atribuir al arduo trabajo de pensadores y sociólogos que han logrado infiltrar el pensamiento de las nuevas generaciones? A pesar de que hubo un trabajo muy importante de estos sectores, la derecha ha fallado en dar la contra a estos avances, pues dio pase libre a estos grupos de avanzar dentro del campo de la moralidad. La desesperanzadora razón por la cual esto ha sucedido es porque no sabemos defender nuestra ideología como filosofía ética y moral.

Sabemos defender el capitalismo en muchos frentes. Desde lo económico, lo histórico, y lo político, hemos sabido darle la contra al avance socialista. Muy pocas veces defendemos al capitalismo desde lo moral, pues lo vemos como medio de avance, estabilidad y desarrollo. Esto no se debe a la falta de literatura —ya que muchos autores han dedicado sus escritos específicamente a este tema—, sino porque pensamos que no es tan importante en comparación a los otros aspectos mencionados. Sin embargo, una parte importante dentro de la ideología es su aspecto ético y moral. Es momento de defender la moralidad del capitalismo.

Grandes autores y pensadores nos han proporcionado escritos con este propósito. Un gran ejemplo es Ayn Rand, creadora del “objetivismo”. Según Rand, es la ideología que “pone el concepto de humano como un ser heroico, con su felicidad como el propósito moral de su vida, la producción como su más noble logro, y la razón como absoluto”.

Ella defiende el individualismo, pues considera que la moralidad se logra con cada persona buscando su felicidad, concepto que denomina “egoísmo racional”. La producción positiva como acto dice que el humano busca su interés personal en un acuerdo consensual, el cual genera un intercambio positivo en el mercado y la sociedad.

Rand es solo uno de tantos pensadores que pasan desapercibidos por la gran mayoría de defensores del capitalismo. Su trabajo como novelista y filósofa nos provee de herramientas muy importantes para incorporar en nuestra búsqueda de impulsar el capitalismo y así poder empezar a quitarle el monopolio de la defensa moral a la izquierda.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.