Defensoría del Pueblo cuestiona la respuesta de Castillo a las denuncias de plagio

“Rechazamos enérgicamente calificativos orientados a estigmatizar y descalificar a los medios de comunicación”, señaló la Defensoría del Pueblo.

629

Mediante un pronunciamiento, la Defensoría del Pueblo cuestionó el descargo que este miércoles realizó el presidente de la República, Pedro Castillo, con respecto a la denuncia de presunto plagio que el jefe de Estado y la primera dama de la Nación, Lilia Paredes, habrían cometido al momento de elaborar sus tesis.

“Sobre reciente comunicado de la presidencia sobre noticia que informa sobre presunto plagio por parte del presidente de la República en su tesis de maestría, rechazamos enérgicamente calificativos orientados a estigmatizar y descalificar a los medios de comunicación”, indica la Defensoría en la primera parte de su pronunciamiento.

Luego, añaden que en un sistema democrático no debe recurrirse al uso de ese tipo de expresiones, debido a estas pueden emplearse para atacar o silenciar a la prensa, cuya línea editorial resulte contraria a determinados intereses, además propicia un clima hostil hacia algunos medios de comunicación.

“Recordamos que funcionarias/os públicas/os deben tener mayor umbral de tolerancia hacia opiniones, críticas o informaciones referentes a asuntos de relevancia pública, por ejemplo, noticias orientados a cuestionar la idoneidad de quien ejerce el más alto cargo público”, concluye la entidad.

 DESCARGOS DEL PRESIDENTE

El presidente de la República, Pedro Castillo, negó haber cometido plagio en su tesis de maestría y aseguró que la denuncia en su contra sobre una supuesta copia mantiene un “tinte político” y forma parte de un plan desestabilizador en contra de su Gobierno.

“Desmiento cualquier acto irregular. El trabajo de tesis fue validado con los estándares de calidad educativa respectivos. La investigación contó con un asesor y fue sustentado ante los integrantes de un jurado calificador que posteriormente me otorgaron el grado correspondiente”, enfatizó.

En esa línea, el mandatario consideró “preocupante” que la libertad de prensa y expresión “se preste a intereses particulares y antidemocráticos construyendo narrativas periodísticas”, cuyo objetivo es “generar inestabilidad política a este Gobierno y por consecuencia a la gobernabilidad del país”.

“Algunos medios de comunicación insisten en manchar mi honra y socavar la legitimidad que me otorgó el pueblo peruano en una elección transparente y democrática avalada por organismos nacionales e internacionales. Es deplorable el contubernio de ciertos grupos de poder y sectores golpistas”, detalló.