Defensoría del Pueblo pide investigar las amenazas en contra de María del Carmen Alva

La Defensoría del Pueblo se pronunció pidiéndole al Ministerio Público que investigue a quien esté detrás de las amenazas recibidas por la presidenta del Congreso, publicadas por la titular el último miércoles 15 de junio.

910

La Defensoría del Pueblo se pronunció a través de su cuenta oficial, pidiéndole al Ministerio Público que investigue a quien esté detrás de las amenazas recibidas por la presidenta del Congreso de la República, María del Carmen Alva, publicadas por la titular del parlamento el último miércoles 15 de junio.

Dentro del mensaje del órgano constitucional también señalan que estos actos cobardes no pueden ser permitidos dentro de un Estado democrático, así como el pedido expreso de salvaguardar la integridad, tanto de Alva como de su familia, ante lo que podría significar un ataque, de no ceder a la petición del autor de la amenaza.

“Instamos a la Fiscalía a investigar las amenazas denunciadas por la presidenta del Congreso. Esta, así como cualquier otra forma de violencia, no puede ser tolerada en un Estado democrático. Autoridades deben garantizar integridad de presidenta del Parlamento y su familia”, se puede leer en el mensaje de la defensoría en Twitter.

El ministro del Interior, Dimitri Senmache, ya dio el primer paso en la determinación del amenazante, señalando que, no solo ya se comunicó con la presidenta del Congreso, sino que se comprometió a poner su caso a disposición de la Policía Nacional del Perú (PNP) e iniciar con las investigaciones.

LA AMENAZA

La presidenta del Congreso de la República, Maricarmen Alva, denunció el miércoles  15 que viene recibiendo amenazas a través de WhatsApp a un número que utiliza su menor hija, en donde exigen que renuncie al más alto cargo de este poder del Estado.

“En los últimos días he sido víctima de la publicación de audios manipulados y ya venía recibiendo amenazas sobre su difusión, amenazas que no solo llegaban desde fuera del Poder Legislativo, sino también amenazas registradas dentro del Congreso”, señaló en el pleno.

“Pero ahora ya no son audios manipulados, es concretamente una amenaza que exige mi renuncia y señalan el lugar en donde resido. Me indigna que esta amenaza haya llegado al celular de mi hija”, agregó.

Ante ello, la acciopopulista fue enfática al señalar que no permitirá que involucren a los miembros de su familia en este tipo de actos y recalcó que seguirá “defendiendo la democracia, la institucionalidad y las atribuciones constitucionales del Congreso de la República” como lo ha venido haciendo al frente de la Mesa Directiva y que no se amedrentará.