Denuncian coacción y amenazas al interior de la bancada Fuerza Popular

1.216

El último domingo 20 de noviembre, la periodista Rosa María Palacios publicó una preocupante columna en la que da a conocer que habrían miembros de la bancada Fuerza Popular que estarían amenazados y silenciados por parte de la cúpula dirigente, a fin de que obedezcan a los intereses del partido.

«Las fuentes me piden absoluta discreción sobre su identidad. Tienen miedo. Han visto el modo de operar de la coacción política en el fujimorismo y cualquiera de ellas puede ser la próxima víctima«, relata Palacios.

De acuerdo con el artículo, existe un modus operandi de coacción y mordaza al interior del fujimorismo por el cual se obligan a las mujeres parlamentarias a acatar las órdenes que se emiten desde el entorno cercano a Keiko Fujimori. «Las llamadas de Ana Vega y Pierre Figari a sus escaños les indican cómo deben votar y como deben callar. Son órdenes inapelables», dice la periodista.

Así, las legisladoras pierden su derecho a libre elección cuando se presenta un debate. Si alguien se rebela podría ser acusada ante la Comisión de Ética por un problema que, en palabras de Palacios, sería inventado. Pone como ejemplo que el proceso ante la Comisión de Ética podría ser por presunta información falsa de su hoja de vida, la cual fue elaborada no por el legislador sino por personeros legales del aprtido.

«Si te portas bonito, todo se archiva. Si no te portas bien, te podemos sacar del Congreso porque el accesitario nos conviene más«, parafrasea Palacios.

«El problema no está ahí. Está en un pequeño entorno que rodea a Keiko Fujimori y que las trata con la punta del pie y bajo amenaza permanente. Me ahorro los calificativos que escuche», acusa también la bloguera.

Puede encontrar la columna completa de Rosa María Palacios en este enlace.