Director de casting, el rol ignorado

997

¿Qué hace que una película sea buena? ¿Un reconocido director, una actuación estelar, un virtuoso diseñador y maquillista, o será un buen equipo de producción y sonido? Sin importar quien aporta menos o más para realizar una excelente película, todos estos son premiado y reconocidos de alguna forma por la academia. Pero, ¿qué hay de aquel que busca y reúne los mejores talentos para una buena película? Supongo que habrán escuchado hablar sobre la categoría a Mejor Director de Casting. ¿No? Yo tampoco. El rol del director de casting para una película es vital. Ellos son los que buscan nuevos talentos y los introducen al mundo cinematográfico. Son los que, al tener ciertas características ya preestablecidas para un papel, van a la búsqueda del mejor interprete para ese papel. Desgraciadamente, siguen sin ser reconocidos ya que se cree que sigue siendo un papel dependiente del director o productor de la película, y que finalmente el que elige a los actores es el propio director. Se premia al director por contratar a un buen director de casting mas no al propio encargado de casting. ¿Por qué siguen sin ser reconocidos? ¿Por qué no darles una categoría propia en los Oscars?

En el año 2012, se estrenó un documental llamado Casting By, el cual es una celebración a los directores de casting, resaltando su rol no reconocido en la industria cinematográfica y enfocándose en una mujer que hasta el día de su muerte no fue reconocida. El nombre de esta icónica mujer era Marion Dougherty,  considerada la pionera y la mejor directora de casting que haya existido. Quizás muchos no la conocen por su nombre pero si conocen a los artistas los cuales ella introdujo. Esta lista incluye artistas como James Dean, Al Pacino, Dustin Hoffman, Jon Voight, Robert Redford, Glenn Close, Christopher Walken, entre muchos otros más. Ella revolucionó la industria de casting y así transformó a simples organizadores que llamaban a audiciones masivas en empresarios capaces de buscar, encontrar y seleccionar el mejor talento. A pesar de todo esto, ella nunca fue reconocida por la academia y, aún existiendo mucha presión por parte de directores y actores, le fue denegada la posibilidad de recibir un Oscar honorífico.

Como Marion Dougherty, existen varios directores de casting que de alguna u otra forma se consideran ignorados por la Academia. Ellos no son vistos como directores, son vistos como encargados o ayudantes. Quizás la gente no entiende la ardua y tediosa labor que ellos realizan. Comienzan con una lista de ideas con diferentes cualidades necesarias y actores posibles. Además, buscan  nuevo talento entre miles de audiciones y cintas. Luego, tienen que realmente conocer al actor: la forma que trabaja, la forma que se mueve, su credibilidad, su sentido de humor, etc. Finalmente, llegan a una lista concisa de interpretes y son presentados al director, y tienen que exponer las razones por las cuales los candidatos son los indicados aún cuando no se presentan dentro de los favoritos. Claro que hay directores que ya están acostumbrados a uno u otro actor y no necesitan mucho de un director de casting, como es el caso de Quentin Tarantino con Samuel L. Jackson, Uma Thurman o Christoph Waltz.

Entonces, ¿por qué no crear la categoría Mejor Director de Casting? Se premia a todos los que participan en una película pero qué sería una buena película sin actores. Muchos siguen creyendo que los directores de casting están adjuntos al director y finalmente la decisión sobre los actores depende del mismo director pero la realidad no es así. Si bien el director tiene el poder de decisión sobre quien actúa en la película y quien no, este no podría tomar decisión alguna si no hubiera un cierto nivel de talento o no estuvieran los artistas indicados. En el año 2013 recién se creó una rama para los directores de casting dentro de la Academia y en su Junta de Gobernadores. Sin embargo, todavía no existe premio alguno y claro está que la labor de los directores de casting aún no es reconocida totalmente por la Academia. Esperemos a lo largo del año una buena noticia pero por el momento hay que seguir reconociendo independientemente de los premios a los directores de casting y su impacto en la industria.