Disneyland París es investigado por su política ‘racista’ de precios

198

La comisión Europea investiga las quejas de los usuarios del parque temático por los distintos precios que las familias pagan en función a su nacionalidad. Los representantes de Disneyland París aseguraron que no le temen a la investigación ya que su tarifa de precios que revisan está registrada y se basa en las diferencias promocionales.

Sin embargo, un portavoz de la Comisión Europea señaló que las distintas tarifas no son directamente ilegales por sí mismas, pero sí que el parque podría estar incumpliendo la directiva europea de servicios a falta de transparencia en los criterios por los que se establecen diferencias en un mismo mercado interior.

Según informó el diario Financial Times, una familia francesa pagaría por la estancia 1.346 euros, una británica 1.870 y una alemana 2.447. Por lo que las quejas de los turistas se han incrementado desde el 2009, al tener que pagar un mayor precio por una estancia en el parque que una familia de belgas o franceses.

En su defensa, Disneyland París señaló que en cada país aparecen sus diferentes ofertas vigentes pero que “sin ningún problema” se puede consultar las ofertas vigentes en otro país. “No bloqueamos ni discriminamos a nadie, quien quiera entrar en ofertas y en páginas de otros países puede hacerlo con total tranquilidad”, añadieron.