Economía y Ética

1.250

La semana pasada, un editorial del diario El Comercio llamado “Angustia Social”[1] donde el autor criticaba al Partido Popular Cristiano y al marco conceptual de su propuesta económica: “La Economía Social de Mercado”  tildándola de “hibrido confuso” que desde su incorporación en la Constitución del 79 y  93 sirvió como excusa para alentar a controlistas y aventureros.

El autor, expresa su  preferencia por  “La economía de mercado a secas”, estos muchachos de buenas universidades privadas con estudios en el extranjero, bien viajados y leídos, defienden un modelo donde la libre concurrencia de intereses particulares es capaz de regularse a sí mismo de cualquier exceso (¿Dónde funciona algo así chicos?) leyeron en sus “papers” que el buen liberal defiende el Estado mínimo o inexistente. (El Estado Peruano NO EXISTE en gran parte de nuestro territorio ¿así les gusta?).

Algunos de estos chicos bien, se autodenominan “liberales de izquierda” eso sí que es un hibrido conceptualmente confuso: algo así como “el circulo-cuadrado”.

El conocimiento humano, por razones académicas y pedagógicas, debe estar dividido en disciplinas: letras, artes, matemáticas, leyes, medicina, pero en la vida real, se concretan en personas con sus múltiples complejidades e imperfecciones. Lo mismo ocurre con la economía (y la política)  separarla del componente humano, sacarla hacia un contexto meramente técnico es reducir su naturaleza y su fin.

Eso mismo pasa con el término Economía Social de Mercado, el agregado “social” no está ahí por gusto, no lo pusieron para hacer renegar a los Manchesterianos, Austriacos y Chicago Boys, está ahí como recordatorio, que la sociedad no está al servicio de la economía sino la economía al servicio de la sociedad.

En la Universidad de Friburgo en Alemania, surgirían los conceptos del Ordoliberalismo (el liberalismo con orden) donde a partir de ahí, Alfred Müller-Armack, Franz Böhm y Walter Eucken entre otros, darían forma a la Economía Social de Mercado-ESM, conceptos que hicieron posible el “Milagro Económico Alemán” luego de la post guerra, proceso liderado por el  Canciller Konrad Adenauer y su entonces Ministro de Economía Ludwig Erhard.

La ESM aporta el desarrollo de conceptos de subsidiariedad, complementariedad y supletoriedad, entre otros, pero quizá el aporte más valioso y profundo de todos fue el aporte ético, con la influencia de Max Weber, Alemania decidió darle contenido de valores y solidez ética a su economía. Aunque a algunos les arda cuando se habla de eso, los valores son lo que sostienen a una sociedad, pues como en todo, el uso determina la forma. Se necesita de valores, para la política, la economía y el desarrollo, pues estos no se hacen en el vacío, sino en las personas.

Frente a la caída de economía liberal norteamericana y los países estatistas europeos ¿Qué país se mantuvo de pie ante estas crisis? La respuesta sencilla: Alemania.

EEUU crecía por la desenfrenada especulación financiera y en Europa crecían en base a gasto público y endeudamiento desmedido, Alemania crecía en base a producción y consumo, pero sobre todo ahorraba[2], las reservas internacionales alemanas sirvieron para rescatar el sistema bancario europeo e impedir la caída del euro, una economía sólida y responsable, basada en el ahorro, la inversión, la producción y consumo, pero sobre todo, el pueblo Alemán demostró en efectivo, su compromiso con un proyecto en común que vas más allá de lo económico: La Unión Europea.

Hace unos días Lourdes Flores Nano exponía estos temas en un encuentro de jóvenes, recordaba que a propósito del último atentado de Paris, el mundo recordó los valores que inspiran nuestras republicas modernas: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Gran parte de nuestra historia reciente nos hemos pasado debatiendo entre Libertad y Justicia, pero poco hemos hecho por la fraternidad entre los pueblos, sirva este modesto espacio para reivindicar el aporte moral, académico, político y económico del pueblo Alemán.

Jorge Villena


Sígueme en  Twitter @jorgevillenal


[1] http://elcomercio.pe/opinion/editorial/editorial-angustia-social-noticia-1793670

[2] http://elcomercio.pe/mundo/europa/que-alemanes-no-se-endeudan-noticia-1793266