Ecuador se responsabiliza por cortarle el internet al fundador de WikiLeaks

916

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ecuador publicó un comunicado el martes diciendo que «ejerció su derecho» a «restringir temporalmente el acceso a algunas redes de comunicación privada [de WikiLeaks] dentro de su Embajada en el Reino Unido.»

La declaración dice que la restricción temporal no impediría que WikiLeaks «llevar a cabo sus actividades periodísticas», mencionando la «gran cantidad de documentos» publicados por WikiLeaks que han impactado en la campaña electoral de Estados Unidos, y que el gobierno de Ecuador «no interfiere en los procesos electorales externos, ni favorece a ningún candidato en particular.»

Julian Assange, fundador y líder de WikiLeaks se encuentra hospedado en la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unidos. Estados Unidos le había pedido al gobierno ecuatoriano que actúen contra a Assange, interfiriendo en las posibilidades de publicación por WikiLeaks, pues consideran que sus actividades están interfiriendo con las elecciones norteamericanas.

WikiLeaks afirmó sobre su líder el 17 de octubre que «Ecuador cortó el acceso a Internet de Assange Sábado, 17:00 GMT, poco después de la publicación del discurso de Clinton para Goldman Sachs.»

La administración de Obama comentó el viernes que estaban «seguros» de que Rusia era responsable de los los últimos hackings de mensajes de correo electrónico del partido demócrata, en un intento de interferir en el proceso.

Asimismo, el el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de los Estados Unidos comunicaron que, considerando el alcance y la sensibilidad del hack, se creía que solo un oficial ruso podría haberlo liderado. Agregaron que la publicación de mensajes obtenidos mediante hacking coincidían con métodos y estrategias rusas.

«Estos robos y revelaciones tienen la intención de interferir en el proceso electoral deEstados Unidos. Tal actividad no es nueva en Moscú -. Los rusos han utilizado tácticas y técnicas similares en toda Europa y Eurasia, por ejemplo, para influir en la opinión pública allí.»