[EDITORIAL] Exigiendo respuestas

301
Foto: Partido Nacionalista

La semana pasada todos hubiéramos pensado que el ojo de la tormenta estaría en Martín Belaunde Lossio y su llegada a Perú luego de una eficaz captura llevada a cabo por las autoridades bolivianas. Nadie hubiera pensado que el tema de la semana se centraría en Nadine Heredia y un conjunto de exorbitantes gastos en artículos de lujo. Pero aquí estamos y las cosas se ven aún más complicadas para el oficialismo y su partido de origen.

No tiene nada de malo gastar dinero propio en lo que a uno le provoque. Si uno tiene dinero y lo desea gastar en chocolate belga, zapatos Louis Vouitton y ropa de Óscar de la Renta, adelante. El Presidente Ollanta Humala no se equivoca cuando dice: “No tiene nada de malo que se tome su chocolate en Nueva York” [sic]. Pero lo que preocupa es la forma en la que ese modesto chocolate fue adquirido, eso y los más de 30 mil dólares en artículos de marca.

Aparentemente todo fue comprado ‘por encargo’ de una amiga, la misma que en el 2005 recibió dinero de una empresa venezolana relacionada al gobierno (La empresa que le habría dado casi 70 mil dólares a la madre de la señora Heredia). Esta amiga sacó una tarjeta a nombre de Nadine para hacer dichas compras y esta aceptó de buena fe.

Desde el comienzo es raro que compre con una tarjeta que está a cuenta de otra persona, pero esto se queda chico con la flagrante irregularidad que existe en semejante gasto de dinero. Todo este caso ha elevado sospechas justificadas de ‘lavado de activos’ y de una clarísima influencia del chavismo en la campaña nacionalista.

Nadine Heredia y el partido que lidera tienen muchas cosas por aclarar y lo que han dicho hasta ahora deja claro que el destape público de este hecho los ha agarrado fríos. Muchos seguidores y admiradores de la Primera Dama están decepcionados ¿Es digno que un político que dice representar al pueblo y defenderlo reciba fondos de un gobierno dictatorial? ¿Es coherente que una izquierdista de puño alzado se escude detrás de lujos pomposos y gastos que sumados constituyen siete veces el PBI per capita del Perú? ¿Quieren los peruanos que esta señora concurse por la presidencia en el 2021?

Este caso no solo revela un poco de la suciedad que parece corroer las entrañas del nacionalismo y del gobierno actual, sino también deja clara la calidad política de Heredia, mostrando que los que alguna vez se llamaron ‘honestos’, ‘distintos’ y ‘voces del pueblo’, son de la misma escuela de tantos políticos que le han hecho muchísimo daño al país.

En Lucidez creemos que las investigaciones tienen que llevarse a cabo de forma meticulosa y el caso tiene que ser tratado con total seriedad. Es deplorable que ciertas voces de la política peruana quieran pasar el asunto por agua tibia cuando este es un caso donde la integridad democrática del Perú es amenazada por fuerzas dictatoriales del extranjero. Nadine Heredia tiene que responder por estas acusaciones y acatar lo determinado por la justicia de ser necesario.