¡El Barça mete un golpe de autoridad a LaLiga con un 3-0 al Sevilla! Análisis

¡El Barcelona es líder con 8 puntos de ventaja respecto al segundo, el Real Madrid!

8.480

¡El Barcelona es líder en solitario de LaLiga con 8 puntos de ventaja frente al Real Madrid! Barça con 53 puntos y RM con 45 puntos.

En este partido esta más presente que nunca la frase de “Si podemos, cambiamos de orientación; sino, no”, y es que los futbolistas no se deben dejar llevar solo por lo entrenado, ni por los conceptos generales ni por nada que no sea la pura interpretación situacional de cada acción del partido lo cual es lo que permitirá saber que decisión es la mejor para cada momento del partido.

La salida de Busquets en el minuto 3 del partido cambia todo en el centro del campo y el equipo tiene peor disposición. Con ello, cada jugador ya no hace lo que mejor sabe o lo hace sin el debido complemento que lo potencie. Aunque entre otro buen medio como Kessié y se mantenga el nivel individual, la primera parte del juego del Barcelona noto la falta de fluidez del mejor socio de los tres grandes jóvenes del Barcelona, el capitán Sergio Busquets. Esto es lo que explica el primer tiempo con tan poco ritmo.

En el segundo tiempo hubo variantes en los roles que haría que acabara en grandes sensaciones y una goleada el encuentro.

Primero el mejoramiento de Frank, una de sus jugadas fue su cambio de pierna en una losa, no está de más decir que Kessié es un futbolista netamente técnico. De hecho, es una delicia verlo recibir, manejar y combinar con ambas piernas. Ojalá no tuviera que estar tirando desmarques de ruptura verticales al área como si fuera delantero cada dos por tres. La asistencia que produce es de una clase superlativa de futbolista, tuvo su momento de divinidad en el partido.

En segunda tenemos otro partido más de Frenkie De Jong comandando al equipo desde primeros pases, con mucha fluidez, conduciendo, dando penúltimos pases y sin su compañero Busi. La mejor noticia del encuentro es ver que De Jong brilla solo.

Ahora es con Pedri que se explica el cambio del segundo tiempo, paso de que su mapa de calor fuera muy horizontal en el primer tiempo a agregar muchos pases más verticales en el segundo tiempo. Re-activando a todo el equipo. En especial a Jordi Alba, el mejor lateral izquierdo del mundo en cuanto a proyección ofensiva. Nadie tiene un guante en el pie como él ni su timing para proyectarse al ataque en el momento exacto.

Y como no hablar de Gavi, el canterano culé sigue siendo el mejor jugador del equipo en cuando a ir con todo a cada balón disputado, es la viva representación de lo que es tener hambre de victoria. Su gol para ampliar la ventaja fue solo un premio merecido a su gran partido no solo intenso, también técnico.

Para explicar el gran partido de Jordi Alba hay que explicar lo mucho que aun puede mejorar Balde. Algo que me gustaría que Alejandro Balde desarrollara es su capacidad para atacar el espacio. Ya es mejor regateador que Alba, y debido a sus mejores capacidades físicas, concretamente su potencia en carrera, también es mejor defensor en el 1 contra 1 y en la recuperación. Otra cosa que quiero que Balde aprenda de Alba son los centros al medio espacio, y a pasar el balón por delante del portero con más constancia. Nunca, nunca hay que olvidar que Jordi Alba a la hora de atacar es uno de los mejores laterales izquierdos del mundo, y desde el bajón de nivel de Marcelo, el más contundente lateral izquierdo a nivel de proyección ofensiva.

Ahora pasemos al nivel de los tres muros. El nivel de Andreas Christensen es un escandalo, es uno de los mejores centrales del mundo actualmente. Su mapa de pases es de otro nivel y a nivel de contundencia siempre salva situaciones antes de que se conviertan en un verdadero peligro. La habilidad especial de Araujo para ser un muro inquebrantable en el 1 vs 1 ya es marca registrada de la casa, nadie lo supera. El Barcelona una vez más gracias al gran trio defensivo conformado por Araujo, Kounde y Christensen ha conseguido otra portería a 0, y Ter Stegen ni siquiera tuvo que intervenir, solo para bloquear un remate con poca potencia a portería.

El valor de Jules Koundé como lateral se ve en acciones como la del gol. Detecta desmarques con facilidad, y tiene la calidad para darla donde debe.

El rol de Ter Stegen por su parte se tuvo que conformar con participar solo con los pies, ya que solo recibió un disparo a puerta con poca potencia en todo el partido. Con esta defensa y este portero, juegan todos confiados de que no les marca nadie. Es sensacional la seguridad que transmite a nivel defensivo este equipo.

Mención especial para Raphinha, un extremo «rodeado de dudas» que lleva ya producidos 14 goles en todas las competiciones, un jugador que no parece brasileño: no tiene la genialidad de los mejores, pero sí la tozudería de los que saben de sus posibilidades. Su zurda es eléctrica, precisa cuando entra en calor y sabe hacer daño al rival. Sin Dembélé, lesionado, suma dos goles y una asistencia en dos partidos. Todos sabemos que los centros de Raphinha desde fuera del área son una belleza, pero cuando se le permite recibir en el espacio de la derecha o en el centro, sus pases y su creación de juego suben de nivel.

Parece que muchos hemos perfilado mal a Raphinha. No es un mediapunta como, por ejemplo, Dembele, Saka o jugadores similares. Es más un delantero interior que también es un creador de juego de élite, lo que hace que sea fácil confundirlo con un creador de juego de banda. Raphinha es el jugador de la Liga que más goles ha aportado (7) en 2023 en todas las competiciones. Lleva 3 goles y 4 asistencias. Todos conocemos los pases de Raphinha, pero sus carreras por detrás es un arma verdaderamente peligrosa como ha demostrado ya en su gol. Se necesita que haga más de ello.

Raphinha merece más de lo que está recibiendo tanto del club como de los aficionados. Pero no es tan sencillo. Es demasiado bueno para estar en el banquillo, pero tampoco es exactamente alguien que vaya a desplazar regularmente a Dembélé. Es una situación muy ingrata para Xavi. Aún así, menudo jugador es Raph.

Por último es muy emocionante resaltar que fue un segundo tiempo lleno de personalidad, de querer ir a por el partido y entender cómo golpear futbolísticamente al rival. En ese sentido el liderazgo de Lewandowski siempre se nota y sus ayudas para fijar marcas también. El segundo tiempo es de equipo líder y lleno de hambre. Hace mucho tiempo que no se veía que todo funcionase así. Este Barça es cada día mejor equipo porque ahora sabe jugar cualquier partido que se dé. El Barça de Xavi va madurando a velocidad de crucero