¿El lapsus de Mark Vito?: “El pitufeo es necesario para que la plata entre al partido” 

33.519

El esposo de Keiko Fujimori, Mark Vito, se refirió a la revelación del empresario Dionisio Romero, quien contó al Ministerio Público que entregó 3.65 millones de dólares en efectivo a la encarcelada excandidata presidencial, Keiko Fujimori, para la campaña del 2011.

En diálogo con Latina, el empresario estadounidense indicó que el pitufeo es necesario para que el dinero ingrese a la agrupación política.

“Si la plata es lícita, en el peor caso sería una falta administrativa y, además, si hay pitufeo es necesaria para que la plata entre al partido. Mi entender es que la plata que fue entregado a Jaime (Yoshiyama) fue entregado a Jorge, luego al partido y fue registrado en la ONPE bajo diferentes nombres. En el peor caso es una simulación de aportes que no está tipificado en el Código Penal”, manifestó.

“Esta declaración prueba que el señor Jaime Yoshiyama siempre ha dicho la verdad, que el dinero entregado a su sobrino Jorge viene de un empresario nacional y esa declaración destroza las hipótesis del fiscal, porque establece el origen real del dinero que sin duda es lícita. Lo importante aquí es que el dinero el lícito”, subrayó.

SU ESTADO DE SALUD

Mark Vito, en otro momento, informó que su estado de salud ha comenzado a resquebrajarse luego de cumplir con una huelga de hambre de siete días, en protesta, según él, por presuntas irregularidades en la justicia peruana contra la lideresa de Fuerza Popular.

Vito señaló que ha recibido la visita de la integrante de la Comisión Permanente, Milagros Salazar, quien tiene conocimientos de medicina por ser enfermera. Y ella lamentó la situación del también investigado por lavado de activos.

En los pies no hay circulación y tengo un color morado que no tenía antes, en la piernas me dan calambres, los riñones me duelen mucho (…) estoy muy preocupado de que tenga una infección de los riñones”, dijo.

Mark Vito, asimismo, destacó que no tiene fecha para levantar su medida extrema de no ingerir ningún alimento como medida de protesta.

“Está injustamente presa por un año y 18 días lejos de sus hijas. ¡Basta ya!, cuánto más necesita sufrir para que la gente que tiene ese odio sea satisfecha, no me parece justo. Sé que uno se puede discrepar en la política, pero no se puede quitar su derecho fundamental, que es la libertad”, agregó.