El viernes se toma con moderación

489

Tuve que tomarme unos minutos, comer unas papas y beber un vaso de agua para empezar a escribir sin la euforia del caso. La emoción aún me embarga respecto a lo que es la primera victoria de Perú en el presente Sudamericano Sub 20, torneo del cual no debutaba con victoria desde 1999, cuando se venció a Venezuela con doblete de César Balbín.

Tal como escribí la semana pasada, a diferencia de la anterior, esta selección no cuenta con figuras descollantes capaces de desequilibrar un partido en cualquier momento. Los dirigidos por Víctor Rivera, en cambio, cuentan con tiempo de trabajo y planificación. Desde un principio el entrenador dejó en claro que lo primero que busca es orden y, una vez conseguido eso, elaborar con el balón en el piso.

Perú tuvo que pasar por los minutos de nerviosismo propios de un debut, natural en chicos de 19-20 años. Ecuador sufrió eso dos días antes, cuando cayó derrotado ante Argentina, y estuvo a punto de madrugar a la blanquirroja. Destacó el arquero Daniel Prieto, quien el pasado 2014 formó parte del plantel del Rayo Vallecano español. Sumamente sobrio, cuando había que poner los puños, los ponía; si la jugada ameritaba embolsar, embolsaba. Transmitió a Perú la seguridad que necesitó para superar aquellos primeros minutos mencionados.

En el medio impecable Aquino, cortó los avances norteños en la zona medular y partía el equipo con ventaja al momento de contraatacar. Antes de Brasil 2014 tuve el placer de conversar con Rivera y le pregunté cómo plantearía él los partidos si fuese entrenador de Australia, sabiendo el difícil grupo que tenía (España, Chile y Holanda). “Lo normal es que piensen que saldré a defenderme, entonces los ataco” me respondió el ‘Chino’ muy seguro, así venció en Cusco a Cienciano con San Martín y se adjudicó el Apertura 2007. Y eso pasó hoy, el DT no tuvo miedo en atacar cuando el partido pedía defender estando 1-0 arriba y Ecuador necesitado de sumar a como dé lugar. Entraron Ugarriza, Da Silva y Siucho y Perú liquidó el encuentro. Doblete de Alex Succar, quien demostró una buena formación física y mental en los movimientos realizados y el excelente manejo de ambos perfiles. El delantero jugó por el Country Club Villa, EFAC (Escuela de Formación de Alta Competencia) y Cantolao antes de llegar a Sporting Cristal.

Pasado el estrago del inicio Perú entró al orden que tanto profesó Rivera en las entrevistas realizadas a lo largo del año y emparejó las acciones, sin llegar a ser profundo en sus ataques, acabando un difícil primer tiempo. En el complemento el conjunto nacional madrugó y empezó a marcar distancias en el juego.

La selección peruana enfrentará a una siempre complicada Argentina este domingo a las 17:00. La albiceleste buscará volver a la senda del triunfo tras caer ante Paraguay en su segundo encuentro. Perú, con la ventaja de ya haber descansado y vencido a un rival directo deberá salir tranquilo a hacer su partido, ordenado en las tres líneas y dejando que el rival entre en desesperación. La confianza está y el primer paso ya se dio, ahora hay que ir de a pocos.