‘El violador de Stanford’ será liberado antes de terminar de cumplir su condena

319

Brock Turner, exestudiante de la Universidad de Stanford, fue detenido el 18 de enero de 2015, por agredir sexualmente a una mujer inconsciente detrás de un contenedor de basura. Turner recibió una pena de sólo seis meses en la cárcel tras ser condenado por tres delitos graves, recibiendo cargos por asalto sexual en marzo. Sin embargo, será liberado este viernes, habiendo servido sólo tres meses de su indulgente sentencia.

La sentencia se redujo a tres meses sin que él siquiera haya pisado la cárcel. . Se justificó esto con “’créditos’ por buena conducta aplicados automáticamente antes de la sentencia”.  En el tiempo que sí estuvo tras las rejas, gozaba de custodia protectora. Teniendo en cuenta los cargos contra él, Turner originalmente habían sido sentenciado a hasta 14 años de prisión.

En el momento de su condena, hubo polémica pues el juez tuvo más en consideración lo que asumió como el futuro prometedor del joven en la natación; una condena muy severa arruinaría su posibilidad de tener éxito en el deporte. La víctima había estado inconsciente durante tres horas en la noche del asalto. Este es un caso evidente de lo que se conoce como cultura de violación, así como “white privilage” (privilegio blanco).

El juez explicó la corta sentencia ante la corte, indicando que Turner ya había sufrido suficiente por la atención de los medios, y no consideraba que había “culpabilidad moral” porque estaba ebrio en el momento del asalto.

Tras el veredicto por la corta pesan, el jurado expresó lo siguiente:

“La justicia no se ha cumplido en este caso. El veredicto del jurado de la culpabilidad de los tres cargos de asalto sexual fue completamente ignorado en un esfuerzo por salvar al agresor de un ‘dificultad’. ¿Qué mensaje se le envía a la víctima, y de hecho, a todas las víctimas de asalto sexual y violación, especialmente aquellos en los campus universitarios? Su preocupación era por el impacto sobre el agresor. Estamos vehementemente en desacuerdo, nuestra preocupación debe ser por la víctima. Qué vergüenza.”

El caso también tuvo alta cobertura mediática después de que el portal BuzzFeed publicara una carta de la víctima al agresor. Ella la leyó frente a la corte, dirigiéndose cara a cara a Turner.

“Usted no me conoce, pero ha estado dentro de mí, y por eso estamos aquí hoy”, la joven comenzó su carta. “[…] El daño a usted es concreto; despojado de títulos, grados,  matrículas. El mío fue interno, sin ser visto, lo llevo conmigo. Se llevaron mi valor, mi privacidad, mi energía, mi tiempo, mi seguridad, mi intimidad, mi confianza, mi propia voz, hasta hoy”.

Mientras que la víctima de Turner nunca recibirá la justicia que merece, su historia y sus palabras afectaron fuertemente la conversación pública que sobre el asalto sexual y los efectos de la cultura de violación.