En la cancha te queríamos ver, por Ana Jara

283

Desde nuestra anterior columna muchas cosas han cambiado para bien del país, cuya costa, parte de la selva y sierra, afrontan el fenómeno climatológico llamado “Niño Costero”, que no asolaba con esta dimensión (de catástrofe) a nuestros pueblos, desde 1925 a decir por las crónicas de ese año.

El cambio que se percibe positivamente, es el liderazgo asumido por el actual gobierno para asistir a los pobladores de las zonas afectadas (800 distritos declarados en Emergencia más 40 por formalizar, según anuncio del Ejecutivo) y toma de acciones visibles para contrarrestar los enormes daños producidos por lluvias, huaicos e inundaciones.

Reclamábamos labor de campo por parte del Jefe del Estado y sus ministros en las zonas damnificadas y así ha sucedido, de manera que el caos que ha significado estos últimos días, donde el panorama se mostraba apocalíptico por caídas constantes de huaicos, que arrasaban a su paso infraestructura, animales y hasta personas, lluvias incesantes y consiguiente inundaciones, que van cobrando 75 víctimas mortales, 99.475 mil damnificados y 626.298 afectados (Cifras oficiales del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional – COEN); fue progresivamente contrarrestado con la ayuda invaluable de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional del Perú y los Bomberos y su maquinaria, con quienes de por vida quedamos en deuda (hay inclusive un caído en funciones que ya entró en la gloria).

Celebramos que en un ambiente de emergencia, donde cunde el temor y las falsas noticias, el Gobierno haya perfeccionado su mecanimo de comunicación con la población a través de información e indicaciones oficiales a través del citado COEN, que emite boletines periódicamente en el día dando a conocer las alertas, las cifras del daño ocasionado, la distribución de ayuda, entre otras informaciones, llegándose en una audaz iniciativa a tener un Espacio de Televisión vía el Canal del Estado (Canal 7).

Es una buena medida que se haya asignado a cada ministro, la responsabilidad de las coordinaciones al máximo nivel por región afectada. Eso facilitará la toma de decisiones, verificación de su cumplimiento y la garantía de una atención personalizada del Ejecutivo en las zonas, que será apreciado por la ciudadanía.

Todo indica según los expertos metereológicos, que los estragos del Niño Costero se prolongará hasta el mes de abril, quedan amargas semanas por delante aún enfrentar, pero ahora nos encuentra mejor organizados y con la suficiente concientización de parte de la población y autoridades, de la existencia del llamado “Calentamiento Global que es definida como “el aumento gradual de las temperaturas de la atmósfera y  océanos de la Tierra…, que se se debe al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero por las actividades humanas que incluyen deforestación y la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón” (ver http://cambioclimaticoglobal.com/que-es-el-calentamiento-global); que ayudará a cambiar el patrón de conducta en la administración de los recursos naturales y la adopción o perfeccionamiento de políticas de estado.

¿Que vendrá después de abril?, el inicio del proceso de reconstrucción de las regiones afectadas, con especial mención a las del norte del Perú, para lo cual ya se tienen declaraciones del Presidente Kucynsky, que ésta será liderada por una especie de “ZAR” que saldrá de las canteras del sector público y que implementará un trabajo al estilo del famoso “Plan Marshall”, programa creado por los Estados Unidos para facilitar la reconstrucción y reparación de Europa culminada la II Guerra Mundial que se materializó con ayuda económica a los países europeos devastados por el conflicto bélico (ver http://economipedia.com/definiciones/plan-marshall.html).

El Perú no cuenta con experiencias exitosas de personajes que han ejercido cargos con el nombre rimbombante de ZAR, pero en todo casos la nomenclatura es lo de menos, lo que se espera, con esta ambiciosa apuesta es que haya SOSTENIBILIDAD en el proceso de reconstrucción, garantizando una partida presupuestal ad-hoc y un Plan de Trabajo que contenga la visión urbanística que delimite bien los espacios, las medidas coercitivas para impedir que se construyan viviendas a ras de laderas, ríos y quebradas, etc.

Por lo pronto cuando el Jefe del Estado señaló que este ZAR saldría del sector público, a mi mente vino el nombre de Martín Vizcarra Cornejo, actual Vicepresidente y ex Gobernador Regional, ya que el Presidente buscaría una especie de salida política al actual ministro de Transporte y Comunicaciones, en caso que la Censura luego de la Interpelación, cobre vida en los próximos días y le obligue a dar un paso al costado.

Al cierre de esta columna la Asociación de Banca y Seguros (ASBANC) anuncia la reprogramacion de las deudas de pobladores en las zonas damnificadas de Piura, Lambayeque, La Libertad, Tumbes y Lima, decisión que saludamos y que desde esta redacción pedimos se amplíe a Ancash e Ica.

Igual pedido trasladamos a la SUNAT en el pago de obligaciones y/ auditorías en dichas zonas.