Entrevista a Rosa María Palacios

670

“Expulsada por ser excesivamente independiente”, canta el perfil de Rosa María Palacios en Twitter. La frase la acuñó Mario Vargas-Llosa con respecto a ella y Rosa María la luce con orgullo. Y es que es cierto, para ella su independencia es lo que ha causado que tantos canales y plataformas mediáticas la hayan ‘expulsado’ de sus líneas.

El día miércoles 11 de junio me reuní con ella en su casa para que le contara a Lucidez sobre su visón sobre dos temas: las futuras elecciones municipales y el gobierno del presidente Ollanta Humala. Acá un resumen de nuestra conversación que duró más de una hora.

Elecciones municipales

Tu fuiste una de las más fervientes opositoras a la revocación de Susana Villarán.

No me gustó nada. No me gustó el esquema. Un esquema donde las minorías se alían para cambiar la voluntad de la mayoría. Me parece el mecanismo menos democrático que hay. Y el problema es que, lamentablemente en el Perú, no hay una segunda vuelta para elecciones municipales, entonces tienes alcaldes que se eligen con 30% de la votación o hasta 20% de la votación. Entonces sus adversarios se unen al día siguiente […] El mecanismo (el de la revocación) tiene que ser utilizado, en un solo caso, en el cual yo sí creo que es válido: Como válvula de escape, es decir, tienes un alcalde manifiestamente corrupto, una fiscalía comprada y una población enardecida que no escucha razones. Eso termina en un linchamiento. Para no acabar en un linchamiento, tiene que haber una revocatoria. Pero tiene que estar motivada ¡No porque no me gusta tu cara!

¿La gente metida en la campaña de revocatoria lo hizo solamente porque no les gustaba su cara?

Por inepta decían. Pero define tú qué es ser inepta. Yo puedo hacer 100 puentes o puedo hacer 10 puentes ¿Cuál es la inepta? ¿La que hace 10? No había ninguna motivación. No había ninguna obra mal hecha. Era una motivación política. Una venganza. Ella entra a la municipalidad y examina todo el caso Comunicore. Emite un informe que muestra que no solo Castañeda si no todo el entorno de la municipalidad está vinculado a este tema.

En estas elecciones ¿Tu apoyarías a Susana Villarán?

Yo no voto hace muchísimos años. Y el resto de mi trabajo es periodístico. No participo del bullying tampoco […] “Ratera”, “inmunda”, “Rata”. Esos eran los insultos a Susana Villarán. […] ¿Cómo puedes decirle a una señora Rata?

La gente salió a criticarla porque dijo que no iba a postular a la reelección…

Esa es una campaña empezada por Castañeda Lossio. A él cada vez que le preguntaban si se iba a postular siempre decía ‘no sé ah’. ¿Qué es eso con respecto a decir ‘ahora no quiero’ y ‘mañana sí quiero’? ¿No es exactamente lo mismo? Dicen que no es lo mismo. Pero para mí sí es lo mismo. […] Obviamente son sus adversarios y yo no soy su adversaria, ni tampoco soy adversaria de Fernán Altuve, o del señor Heresi, ni de Sánchez Aizcorbe. Sí considero que Castañeda Lossio es una persona que está comprometida en actos de corrupción y estas personas deben asumir su responsabilidad y al señor no le da la gana de asumirla.

¿Tú crees que Susana Villarán tenga posibilidades de ganar estas elecciones?

Yo creo que no. Ella, ni Fernán Altuve, ni Salvador Heresi, Ni Alberto Sánchez Aizcorbe, ni el candidato que resulte en las elecciones internas del PPC. Va a ganar Castañeda de todas maneras. Si me preguntas hoy día, la foto de hoy es 50%, no hay nada que discutir.

¿Crees que más adelante la gente con la que se está rodeando Susana Villarán le va a jugar en contra? Con respecto a la opinión de la gente.

Toda persona que se pare a lado tuyo en la vida, te puede sumar o te puede restar.

Lo digo porque, por ejemplo, diálogo vecinal, uno de los partidos que sería parte de esta ‘coalición’ que lanzará a Villarán, tiene figuras bastante cuestionables (Víctor-Raúl Guerrero, expulsado del partido de Salinas en el 2002 por cobrar cupos y Agustín Román, hermano del prófugo ex vicepresidente de Ancash)…

Tu sabes más que yo de eso. No conozco a esos señores, nunca los he entrevistado y nunca los he visto. Ellos tienen la inscripción, eso es todo lo que sé que tienen.

El gobierno

¿le hace bien a Humala dar entrevistas como la que dio recientemente?

Le hace pésimo. No debería dar nunca estas entrevistas. Son un desastre. Le va mal, mal, re-mal. Pero, el problema de Humala es que no tiene una política de comunicaciones […], Eso no lo tiene programado, no tiene un grupo de asesores que trabaje con él en esos temas. […] Si tu convocas a periodistas, tu los estás llamando porque tienes algo importante que decir. Yo durante la hora y media quería sacarle un titular a la entrevista, no hay forma. No tenía una sola pepa ¡De nada! Lo más interesante que dijo, de forma negativa por cierto fue: “No voy a opinar de la Unión Civil.

No es bueno dirigiéndose al publico…

Ahora, es un hombre muy simpático. Es un hombre bien agradable de trato. Uno a uno. No es una mala persona. Conozco políticos de muy mala entraña, este hombre no tiene mala entraña, no creo que la tenga. No es vengativo.

¿De repente ese es el problema? De repente es muy bueno.

Yo también creo lo mismo. Que probablemente para gobernar no sirve.

¿Le faltará liderazgo entonces?

Por favor, si hubiera una tienda donde se venda liderazgo, el debería ser cliente número uno ¡Qué barbaridad! No sabe mandar. Mejor dicho, mandar de repente sí sabe, en un cuartel. No sabe gobernar. Por eso es que Nadine, que sí sabe gobernar y es más rencorosa y más vengativa… Es más politiquera, lo opaca completamente. […] No es una persona que se va a quedar callada jamás. Y lo dice en la entrevista a Cosas: “Yo no he venido acá a regar las plantitas de palacio de gobierno”.

Pero esto últimamente no le ha estado haciendo bien al gobierno…

Bueno, durante los tres primeros años ella ha estado siempre por encima de él, en todas las encuestas. Y mucha gente le agradece, porque digamos, si hay alguien que lo regresa al camino de la sensatez económica, es ella. Ollanta, alguien me lo dijo hace muchos años, es un libro en blanco, tu puedes escribir ahí lo que quieras. La que puede escribir, es la que más influye en él, su esposa. Cuando ella se convence de que Miguel Castilla les estaba diciendo cosas sensatas, que eran por su bien y por el bien del país, a todo el grupo de economistas que traían de la izquierda, los mandaron de paseo y los habían acompañado los últimos cinco años. Felizmente.

Pero esta señora no es la presidenta de la república…

Por supuesto, y estamos absolutamente de acuerdo. Es una cosa no institucional. Y mal que ella tenga capacidad de escoger ministros y veta a funcionarios. Que yo estoy segura que lo debe hacer. Pero sí creo que ella es la única persona en la que el realmente confía. […] él es un hombre que ha sido muy traicionado. En el 2006 lo usaron todos y lo traicionaron todos. Hasta su vice-presidente, llega y a su vice-presidente lo encuentran en las Brujas del Cachiche…

Nadine es el cerebro…

Nadine es el corazón. El cerebro es Miguel Castilla. Durante años yo traté de explicarle a Ollanta, no me entendía qué cosa era el canon. Creía que los contratos podían cambiarse. No entendía que el impuesto a la renta es el 30% de las utilidades de una empresa y que la mitad de eso se llama canon.

No sabía qué era un indicador tampoco.

Si sabes que Augusto (Álvarez Rodrich) va a ir y te va a preguntar sobre los indicadores… El pobre señor no podía dar un indicador. No escucha porque no nos cree. Yo nunca le he mentido, todo lo que les he dicho ha sido la verdad.

Aún así ganó…

Es que él representaba una opción de cambio en un país que quiere cambio. Eso es lo que muchos conservadores no entienden.