[ENTREVISTA] Lilia Linares: “La cobertura de inmunizaciones no logra las metas planteadas”

589

La semana pasada el Ministerio de Salud declaró una alerta amarilla de sarampión en todo el país. Para conocer las implicancias de esto, Lucidez sostuvo una entrevista con la doctora Lilia Linares Heredia. La doctora Linares es facilitadora (tutora) del diplomado de auditoría médica de la facultad de medicina de San Fernando, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

¿Qué significa estar en alerta amarilla de sarampión?

En el Perú existen tres clases de alertas, la verde, amarilla y roja. La alerta amarilla por el sarampión ha sido declarada porque existe un probable incremento significativo de la demanda de atención de servicios de salud debido la expansión de la enfermedad y la reciente transmisión de casos autóctonos de sarampión en Chile.

¿Por qué 13 años después hay un rebrote tan abrupto?

El sarampión como una enfermedad viral es de alta contagiosidad y a nivel mundial es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad infantil en algunas zonas del África y Asia. En Latinoamérica se viene presentando el sarampión en Norteamérica, Brasil, y ahora en Chile y Perú por la migración y el turismo, de las personas que estando enfermas llevan y transportan el virus contagiando a las personas habitantes de los países receptores como el nuestro. No obstante, las personas en Latinoamérica al no encontrarse inmunizadas (vacunadas) en su totalidad no pueden contrarrestar esta enfermedad y por ende son contagiadas, pudiendo desarrollar la enfermedad.

De otro lado, los programas nacionales de inmunizaciones del Ministerio de Salud, a través de la vacunación a los pequeños de 12 meses y 18 meses de edad, no logran alcanzar la meta de más del 95% de la población infantil vacunada, lo que no garantiza que nuestro país esté protegido de posibles rebrotes. Existen una variedad de causas y de factores por los cuales los niños de estas edades no logran ser vacunados, no sólo por las deficiencias de vacunas y/o prestaciones de salud sino por temas culturales, criterios formados en los ciudadanos en torno a las vacunas, la poca conciencia de prevención y responsabilidad social.

Teniendo conciencia de que la cobertura de inmunizaciones no logra las metas planteadas, el año 2006 se desarrolló la última campaña de vacunación masiva contra el sarampión y la rubeola, logrando abarcar a más del 90% de personas entre 29 y 38 años de edad pero dejando un porcentaje de personas sin protección.

¿Cuáles son los síntomas más comunes para sospechar de un posible cuadro de sarampión?

Primero se requiere descartar o confirmar la exposición ante personas afectadas con el sarampión. Los síntomas son la fiebre, el exantema (que es una erupción máculo-papular generalizada en la piel), la tos, secreción nasal o conjuntivitis (ojos rojos), dolor en las articulaciones e inflamación de los ganglios entre las principales manifestaciones. Las complicaciones de la enfermedad son la encefalitis (edema e inflamación cerebral) y la neumonía.

¿Quiénes son más propensos a contraer esta enfermedad?

Primeramente los infantes que no haya sido vacunados a los 12 meses y 18 meses con la vacuna contra el sarampión, rubeola y paperas (SRP) que se da al mismo tiempo, es una población en riesgo que puede desarrollar la enfermedad y sus complicaciones. Asimismo, están en riesgo las personas expuestas a viajeros con la enfermedad de sarampión, provenientes de los países: Canadá, Estados Unidos (California), Brasil, Chile (Santiago). Los viajeros, las personas que trabajan en aeropuertos y transporte (hotelería, aeropuerto, taxis, y otros), que no estén inmunizados contra el sarampión en su primera infancia o que no hayan recibido refuerzos de vacuna por la exposición a enfermedades ocupacionales.

Es así que se debe de recomendar a las personas que trabajan en turismo y transporte (hotelería, aeropuerto, taxis, y otros) que estén inmunizados contra el sarampión y la rubéola. Recomendar a los viajeros que si durante su viaje sospechan que contrajeron el sarampión, deben de: Buscar apoyo de un profesional de la salud; evitar el contacto cercano con otras personas por siete días a partir del comienzo del exantema; evitar movilizarse y visitar a lugares públicos.

¿Cuáles deben ser los cuidados que los allegados a una persona con sarampión deben de tomar?

Las personas que hayan contactado a una persona diagnosticada con sarampión deben ser evaluados por un médico y descartar la enfermedad, podrían recibir la vacuna de no tenerla, asimismo serán monitoreados por 21 días que es periodo de incubación del virus. Deben evitar frecuentar lugares públicos hasta que se cumplan los 21 a 23 días en que se cuente con la certeza de que no cuenta con el virus y no es potencialmente contagiante.

¿Una persona que no recuerde si está vacunada o no de sarampión puede repetir la dosis si no recuerda que ha sido vacunada previamente?

Pregunta interesante, dado que los menores de edad deben de recibir las dos dosis de la vacuna anti Sarampión Rubeola y Paperas (SRP) a los 12 y 18 meses para estar protegidos. En el caso que no se cuente con la certeza de que fue vacunado o no, podría hacerlo puesto que no hay contra indicación alguna y los beneficios son mayores.

En el caso de los adultos que no recuerden estar vacunados y si estos están expuestos y/o en contacto con extranjeros provenientes de los lugares donde existen posibles casos de sarampión podrían vacunarse, no obstante hace 9 años, en el año 2006, el Ministerio de Salud realizó una Campaña de vacunación masiva contra el Sarampión y la Rubeola, por el cual alcanzó coberturas de vacunación de 92% en personas de 20 a 29 años en ese año, los que actualmente tienes de 29 a 38 años de edad. Sin embargo los que no se vacunaron son una población susceptible de esta enfermedad.

¿Qué tan cierto es que se puede contraer sarampión a pesar de estar vacunado?

La vacuna genera protección e inmunidad en la persona y la protege contra la enfermedad. Las probabilidades son remotas considerando que la vacuna haya mantenido la conversación, temperatura, dosis y administración adecuadas.

¿Cómo se puede acceder a la vacuna?

Los ciudadanos que viajarán a Brasil, Canadá, Estados Unidos, Chile, México, Alemania pueden acudir a la Sanidad Aérea del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, así como a los hospitales Santa Rosa de Pueblo Libre, San José del Callao, Cayetano Heredia de San Martín de Porres y al Instituto Nacional de Salud del Niño, los horarios de atención por lo general son de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 1 p.m. de preferencia deben vacunarse 15 días antes de partir a dichos países.


A TENER EN CUENTA

En 2006, el Ministerio de Salud realizó una campaña de vacunación contra sarampión y rubiola dirigida a la población comprendida entre los 20 – 29 años como parte de un plan de prevención. En ese momento, solo se llegó a vacunar al 92% de personas comprendidas en esas edades, dejando solamente a un 8% con riesgo de contraer esas enfermedades, puesto que no accedieron a la vacuna por distintas razones. Actualmente, los vacunados en 2006 tienen de 29 a 38 años de edad.