Estados Unidos acusa a Rusia de desviar la atención de las “atrocidades” militares hechas en Ucrania

Norteamericanos arremetieron contra los juicios de guerra que llevan a cabo los rusos en Mariúpol, calificándolos como “juicios espectáculo”.

1.394

El Departamento de Estado de los Estados Unidos acusó a las autoridades de Rusia de utilizar los juicios en Mariúpol, en donde se juzgan a los “defensores” de Ucrania, como una maniobra desviadora para que no se rinda cuenta de las “atrocidades” que han venido cometiendo las tropas de Kremlin durante la invasión.

“Los juicios espectáculo planeados son ilegítimos y una burla a la justicia y los condenamos enérgicamente”, declaró Ned Price, portavoz oficial del Departamento de Estado norteamericano.

“Todos los miembros de las Fuerzas Armadas de Ucrania, incluidos los voluntarios nacionales y extranjeros, tienen derecho al estatus de prisionero de guerra si son capturados y deben recibir el trato y las protecciones correspondientes, según el Conviene de Ginebra”, agregó.

El Gobierno estadounidense hizo un llamado a Rusia “para que cumpla con sus obligaciones en virtud del derecho internacional”, sin dejar claro que su apoyo hacia Ucrania se mantiene intacto, y que será así mientras que el pueblo invadido “mantenga la defensa de su libertad”.

Sobre estos procesos judiciales, las Naciones Unidas también han pronunciado su “preocupación”, principalmente por considerar que se puedan estar cometiendo severos crímenes de guerra con los prisioneros ucranianos, entre ellos el sentenciarlos directamente como “nazis y terroristas”, sin tener en cuenta su presunción de inocencia.

Al respecto, los rusos no han hecho ninguna clase de anuncio sobre si extenderán los juicios en diversas regiones bajo su control, pero se especula que estos ya no tengan únicamente a Mariúpol como sede.