Estrategia para la Vigilancia Asegurada, por Marcio De La Cruz

507

 

A comienzos de 1991, Bernard Aronson, Secretario de Estado adjunto para Asuntos Interamericanos de Estados Unidos, mencionó que el Perú sufriría de un efecto de “balzanización”, si era que sendero luminoso seguía con sus acciones terroristas. Esta comparación la decía en alusión a lo que sucedía en la zona de Europa del Este conocida como los Balcanes,  en particular al desmembramiento mediante sendas guerras de baja intensidad en la ex Yugoslavia. Bosnia, como mencionamos hace dos semanas, era la punta del iceberg de este proceso de balcanización.

Habíamos comentado que Estados Unidos había llegado a entender que sin inteligencia en Bosnia, iba  a ser solamente testigo de limpiezas étnicas, acciones armadas y estar bajo el asombro de nuevos escenarios. James Woolsey juró como Director de la CIA un año después de iniciado el desmembramiento en esa zona europea, en 1993. Lo curioso del caso, como sigue mencionando Strickland, es que el nuevo Director había participado como analista de inteligencia en los años sesenta en proyectos de análisis de sistemas de defensa. Entonces, no era ajeno a las acciones de inteligencia, y más bien podía sumar al esfuerzo de una estrategia integral de inteligencia, que para nuestro caso, buscaría vigilancia asegurada, en los Balcanes.

Sin embargo, pasaría cerca de tres décadas para que Woolsey pueda ser testigo de la puesta en práctica de una estrategia que generara resultados claros con decisión política. El Departamento de Defensa (DoD) desarrollaría en la década de los setenta el Defense Advanced Research Project Agency (DARPA), contratando a Abraham “Abe” Karem, ingeniero aeronáutico de profesión, al mando de cierto proyecto. El resultado concreto fue ‘Amber”, pero debido a falta de presupuesto y visión de los altos rangos militares, se dejó perder el contrato de desarrollo de Amber y se liquidó la empresa de Karem a una contratista en California.

A mediados de los ochenta, Woolsey trabajaría en el desarrollo de “vigilancia asegurada” (térrmino del autor) en Israel, cuando vio videos de prototipos parecidos a Amber realizado labores de reconocimiento en Galilea y el sur de Líbano. Pocos años después se encontraría de nuevo con Karem, cuando se llevaban a cabo conversaciones con Boeing, para el desarrollo de sistema de misiles alternativos a los MX. Como resultado de este encuentro es que nuevamente, en 1989, Woolsey vuelve a hablar de la necesidad de llevar a cabo como una realidad a sistemas mejorados de Amber. Dentro del contexto de la Negociación de Fuerzas Convencionales en Europa (CFE, por sus siglas en inglés), pudo ventilar esta opinión, no sin antes recibir la mofa de sus pares estadounidenses.

De forma similar para el caso peruano, se podría llegar a tener un verdadero ofensiva estratégica, si dejara desarrollar una estrategia parecida a una Amber peruano. Para ello, debemos entender que pasó desde finales de los noventa en la zona del VRAEM. Es así que…