Fidel Sánchez Alayo es denunciado por presuntamente dirigir una organización criminal

“Medida cautelar contra orden de desalojo en Chilca es fraudulenta” sostiene Luis Alfonso Morey, abogado de la familia Guizado Portillo.

910

El abogado de la familia Guizado Portillo, Luis Alfonso Morey, anunció que este viernes 16 de octubre se debe llevar adelante el desalojo en los predios La Chutana (50 hectáreas) y la Sirena (14 hectáreas) en el distrito ecológico de Chilca, a 60 kilómetros de la ciudad de Lima. Estos terrenos se encuentran actualmente en posesión de Fidel Sánchez Alayo.

A raíz de la noticia difundida sobre una irregular medida cautelar otorgada por el Juzgado Civil de Santiago de Chuco, a cargo de la jueza Carmencita Torres Hilario, en favor de la empresa Inversiones Las Arenas Corp. SAC, que tiene por objeto impedir el desalojo, Morey indicó que se trata de una presunta acción fraudulenta y que confía en que el desalojo se lleve adelante. Asimismo, el abogado también sostuvo que en diciembre de 2019, Las Arenas Corp. SAC presentó una acción de amparo en Lima, la cual fue declarada improcedente y no fue apelada. La acción habría sido presentada nuevamente en Santiago de Chuco por la misma empresa.

El abogado de la familia Guizado Portillo manifestó que la medida cautelar obtenida en Santiago de Chuco ha puesto al descubierto una denuncia muy grave contra Fidel Sánchez Alayo, quien sería integrante del denominado ‘Clan Sánchez Paredes’. “Los poseedores de los terrenos que deben ser desalojados habrían llegado a simular que la empresa Las Arenas Corp. se ha trasladado a Santiago de Chuco en La Libertad para desde ahí impedir la acción de la justicia. Se ha constatado que esa empresa no tiene domicilio real en Santiago de Chuco. Lo que han pretendido hacer es completamente ilegal”, detalló Morey.

Fidel Sánchez Alayo ha sido acusado formalmente de presuntamente dirigir una organización criminal la cual, con operaciones fraudulentas, se ha apoderado de buena parte de los terrenos del sur de Lima. Se trata de una denuncia por supuesto crimen organizado, lavado de activos, usurpación agravada, falsificación de documentos, falsedad genérica, fraude procesal, cohechos, uso de documentos falsos y daños agravados.

En los terrenos, Fidel Sánchez Alayo ha levantado un centro privado de diversiones con todo tipo de excentricidades: caballerizas, coliseo de gallos de pelea, piscinas y hasta una plaza de toros. “En la denuncia por crimen organizado se evidencia que los terrenos han sido ocupados a través de testaferros y personas que hoy se encuentran como prófugas de la justicia”, indicó el abogado.