Fiscal de la Nación archivaría presuntos cargos contra Martín Vizcarra por caso Chinchero

Falta de pruebas y nuevos elementos harían que Zoraida Ávalos encarpete el expediente 65-2017

2.948

La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, considera que no existen “elementos suficientes” para abrir una nueva indagación al presidente de la República, Martín Vizcarra, por su intervención en la concesión del aeropuerto Chinchero, reveló hoy el semanario Hildebrandt en sus trece.

Asesores del despacho de la titular del Ministerio Público contaron a la revista dirigida por César Hildebrandt que “eso va para un nuevo archivo”.

“Esta decisión neutralizaría los planes del fujiaprismo para vacar a Vizcarra por el caso Chinchero antes de que el Congreso resuelva el proyecto presidencial de adelanto de comicios generales para el 2020”, resaltan.

Cabe indicar que el pasado viernes 23 de agosto la fiscal Zoila Sueno remitió a Zoraida Ávalos una disposición de 65 páginas con «nuevos indicios» que, de acuerdo al documento, guardarían relación con la causa.

Recordemos que el exfiscal de la Nación, Pablo Sánchez, encarpetó en febrero de 2018 una investigación preliminar contra Martín Vizcarra por los presuntos delitos de colusión y negociación incompatible.

QUÉ DICE ZORAIDA ÁVALOS

Para Ávalos, la información de Sueno tiene relevancia pero no compromete directamente al mandatario, ni mucho menos son determinantes para reabrir la indagación.

¿Qué agregó Sueno? En la laptop del gerente general de Kuntur Wasi, José Balta del Río, se halló una serie de respuestas para algunas preguntas (20 de 82) del pliego interpelatorio que iba a realizarse seis días después al entonces ministro de Transportes y Comunicaciones.

No obstante, el dominical “Punto Final” emitió un reportaje periodístico en el que dio a conocer que “ningún párrafo” del documento incautado tiene similitud con las respuestas que dio Martín Vizcarra. El semanario precisa que tampoco se asemeja en el fondo ni en el lenguaje utilizado.

Por todo ello, la fiscal de la Nación tomaría la decisión de archivar los supuestos cargos ya que “es natural” que la empresa tuviera tal documento, pues Kuntur Wasi no era un postor cualquiera “sino una contraparte contractual” que debía sentarse a negociar los términos de la adenda junto a funcionarios del MTC.