Fiscalía despliega 50 fiscales durante la «Toma de Lima» para prevenir delitos contra los derechos humanos

Por disposición de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, los fiscales se desplazarán a los lugares de concentración de la marcha de hoy. Estos resguardarán el respeto por los derechos humanos y correcto uso de la fuerza.

581

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, dispuso el despliegue de 50 fiscales durante la «Toma de Lima», marcha que se llevará a cabo hoy en la capital contra el Gobierno y el Congreso, a fin de prevenir la comisión de delitos y la afectación a los derechos humanos.

Así lo anunció el Coordinador Nacional de Prevención del Delito, fiscal Alfonso Barnechea, en el cuartel de la Unidad Histórica de la Policía Montada El Potao ubicado en El Rímac, donde la Policía Nacional del Perú (PNP) dio a conocer el plan estratégico para garantizar la seguridad ciudadana y tranquilidad durante la referida movilización.

«Les informamos que el Ministerio Público también viene efectuando una serie de actuaciones. Por disposición de la fiscal de la Nación, (Patricia Benavides), estamos desplegando 50 fiscales desde este momento hasta la culminación de la marcha quienes van a prestar una serie de actuaciones preventivas», informó a los medios de comunicación.

Indicó que los fiscales se desplazarán a los lugares de concentración en lo que llamó una alerta máxima. Asimismo, refirió que la Fiscalía de la Nación trabajó con la PNP en temas relacionados al control de identidad, sistema en el que, según precisó, se identificó a requisitoriados.

También hizo saber que se verificó los centros de monitoreo de la Municipalidad de Lima, de Jesús María, de San Isidro, de Lince, y de Miraflores, a fin de garantizar el buen funcionamiento de las cámaras de seguridad.

«Eso nos va a permitir también poder identificar algunos infiltrados que pretendan generar violencia o causar zozobra en las manifestaciones», enfatizó. Asimismo, Barnechea adelantó que, en la actuación conjunta ente la Policía y la Fiscalía, se coordinó la supervisión del uso de armas no letales durante la protesta.

«La finalidad es que la marcha se efectúe entre los cánones de tranquilidad, que no hayan disturbios, no se afecten los bienes jurídicos público y privados», aseguró. Por último, el fiscal aprovechó la ocasión para exhortar a los manifestantes a ejercer su derecho a la protesta con «tranquilidad» y «respeto a los demás».