FMI: la desigualdad social frena el crecimiento

960

Menor es el crecimiento de un país, si la riqueza se encuentra concentrada en pocas manos. Esto parece afirmar el FMI (Fondo Monetario Internacional) al presentar un informe en el que advierte que un aumento en la brecha de desigualdad social afecta negativamente al crecimiento y desarrollo económico de un país por disminuir las expectativas y desincentivar la productividad.

El FMI menciona que la desigualdad no es igual a la pobreza. Martin Feldestein, de la Universidad de Harvard, indica que las políticas públicas deben estar orientadas a reducir la pobreza, no tanto la desigualdad social.

Sin embargo, tanto el FMI como la OCDE plantean que la desigualdad excesiva no solo representa un riesgo para la convivencia sino también un problema macroeconómico debido a que afecta la productividad y, por ende, el progreso.

El organismo internacional calcula que si el 20% de la población más favorecida aumenta un punto porcentual en su nivel de ingresos, el PBI del país aumenta en menor medida que si el 20% menos favorecido del país aumentara su nivel de ingresos en la misma magnitud.

En conclusión el FMI sugiere concentrar las medidas socioeconómicas en las clases medias, principal motor de las economías luego de una tormenta financiera global. Como menciona el Presidente de los EEUU, Barack Obama: “este es el reto que caracteriza nuestro tiempo”.