Forsyth: “Si algo me pasa a mí o a mi esposa, va a tener que entrar el Ejército”

28.845

Ante las innumerables amenazas que viene recibiendo por enfrentar los actos delictivos en el distrito de La Victoria, el alcalde George Forsyth consideró que el Ejército del Perú tendría que salir a las calles en caso de que resulte víctima tras las advertencias realizadas a las autoridades competentes.

“Uno tiene que ponerse en la peor de las posibilidades, no puede hacerse el loco. Además, estamos haciendo lo imposible para ahorrar y cortando costos de seguridad. No puedo permitir que algo le pase a uno de mis funcionarios, menos a mi esposa. Por eso está con seguridad y por eso lo hemos hecho muy público. La mafia sabe: si algo me pasa a mí o a mi esposa, ¿qué crees que pasaría? Va a tener que entrar el Ejército, porque la mafia ha llegado a un nivel que ya no respeta a nadie. Si algo me pasa, la mafia ya sabe”, aseguró en una entrevista con el diario La República

Sin embargo, destacó la gran labor del Ministerio del Interior debido a los últimos operativos efectuados en las zonas más peligrosas.

“La Policía hoy nos ha devuelto la esperanza. Que haya agarrado al principal responsable de la mafia Greva (Elmo Ramos), que es la mafia más grande y que ha existido más de quince o veinte años, y lo haya metido preso, nos da optimismo”, dijo.

George Forsyth, en otro momento, explicó por qué quiso ser alcalde de La Victoria. “Siento que La Victoria necesita de alguien como yo. No porque yo sea súper inteligente o lo máximo, sino que soy un tipo que no le tiene miedo a las cosas. Nadie me va a torcer, nadie me va a amedrentar. Tengo claro a dónde tengo que ir. Para eso tengo que convocar a los más capos y en mi equipo tengo a los más capos. Pero tienen a alguien que sabe liderar y les digo: ‘Vamos a ir acá y no importa qué tan difícil parezca, ahí vamos a llegar'”, enfatizó.

En ese sentido, el funcionario fue consultado por la contratación de su gerenta de Fiscalización Susel Paredes, quien mantiene cierta aceptación entre la ciudadanía a raíz de su eficacia y temperamento en sus labores.

“Yo soy de otra generación. No veo colores políticos. Veo una meta y la meta es el Perú. Ahorita mi meta es sacar a La Victoria del cáncer terminal en que se encuentra. Es el tercer distrito más importante en PBI. ¡Mira cómo están San Isidro y Miraflores, los primeros dos! ¿Y por qué el tercero está hecho puré?”, añadió.