Frenar la mortalidad materna es vital, por Verushka Villavicencio

«Solo del 1 de enero al 15 de mayo de este año se registraron 218 gestantes fallecidas, sin embargo, durante el mismo periodo del 2020, hubo 148 decesos y una de cada seis muertes maternas, fueron causadas por la COVID-19».

562

En el Perú seguimos en medio de las danzas políticas que generan tensión, en lugar de escuchar acuerdos a favor de la gobernabilidad del país. Mientras esto ocurre, las cifras siguen hablando. Solo del 1 de enero al 15 de mayo de este año se registraron 218 gestantes fallecidas, sin embargo, durante el mismo periodo del 2020, hubo 148 decesos y una de cada seis muertes maternas, fueron causadas por la COVID-19.

Frente a este drama, el proceso de vacunación incluyó desde el 12 de junio del 2021 a las mujeres gestantes peruanas y extranjeras residentes en el país. Todas las que tuvieran más de 18 años y con un mínimo de 28 semanas de gestación, comenzaron a ser inoculadas. Recientemente, el Ministerio de Salud informó que, en un solo mes, más de 4,700 mujeres de Lima Centro recibieron al menos una dosis de la vacuna.

El siguiente paso es asegurar la operatividad de los servicios de salud para el acompañamiento post-parto. Si la programación de la segunda dosis coincide con el puerperio, se deberá cumplir con ella garantizando la continuidad del proceso de inmunización.

Un punto a mejorar es la campaña de comunicación en medios masivos. Es necesario que se brinde seguridad a la población explicando cómo están implementando los servicios antes, durante y post parto, transparentando los protocolos que realizan. De esta forma, se eliminará el temor que puedan tener las gestantes en cuanto a la vacunación y luego proseguir con los controles necesarios para sus hijas e hijos. Mientras más se conoce, más se confía.

Por otro lado, en el caso que la gestante haya presentado infección por COVID-19, se recomienda que la vacuna se realice 90 días después de haber recibido el diagnóstico. Esta información es clave para darle confianza a las madres.

Una buena noticia es que el Instituto Nacional Materno Perinatal, gracias a una investigación operativa realizada en el Departamento de Obstetricia y Perinatología con médicos gineco-obstetras y el apoyo de CONCYTEC, han desarrollado un aplicativo móvil que permite realizar atención y seguimiento a través del acceso al esquema de atención prenatal, así como información importante sobre el embarazo y los cuidados que requiere.

Esta herramienta ayuda a que cada mujer pueda visualizar sus controles prenatales, próximas citas, datos del médico tratante y también cuenta con contenido educativo sobre las alarmas respecto al coronavirus. Pero lo más novedoso, es que dicho instrumento está sincronizado con la historia clínica digitalizada de la gestante, según se realice ecografías, exámenes de laboratorio y diversos controles. Este aplicativo ya se encuentra en Android y pronto estará en IOS para las pacientes que se atiendan en el Instituto Nacional Materno Perinatal, ya sea que cuenten con SIS o sean particulares.

Esta buena práctica abre la puerta a la digitalización de las historias clínicas para todos los ciudadanos a nivel nacional que involucraría la cooperación de diversas instituciones. Al fin se contaría con una única base de datos en salud y se lograría facilitar la investigación para diseñar políticas públicas basadas en evidencia. Maratónica tarea que puede ayudarnos a vivir con dignidad, protegidos y prevenidos.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.