Gabinete Zavala, por Raúl Bravo Sender 

493

Hoy, hay que superar las palabras de Manuel Gonzáles Prada, cuando en su momento denunció que: “Vimos al abogado dirijir l´hacienda pública, al médico emprender obras de injeniatura, al teólogo fantasear sobre política interior, al marino decretar en administración de justicia, al comerciante mandar cuerpos d´ejército”. ¿Cuál es el perfil de este primer Gabinete? Hay una mayoritaria presencia de economistas y de profesionales forjados tanto en el ámbito público, privado, como académico, y con estudios en el extranjero.

El Presidente Electo Pedro Pablo Kuczynski ya dio a conocer a su primer Consejo de Ministros encabezado por el joven economista Fernando Zavala, optando por un Gabinete equilibrado entre todas las tendencias, sectores, profesionales y políticos, evitando la captura ppkausista, pero sin dejar de lado a la escalera de la que se valió para subir a donde está. El reto de este primer Gabinete consiste en ganarse la credibilidad y el voto de confianza del Parlamento controlado por el fujimorismo.

Las carteras de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Turismo, Salud, Energía y Minas, Interior, Producción, Ambiente y, Cultura, están en manos de profesionales involucrados en su sector. Economía y Finanzas, Agricultura y Riego, Transportes y Comunicaciones y, Vivienda, Construcción y Saneamiento, están en manos de su equipo. Sin embargo, ¿qué criterios habrán pesado para los Ministros de Trabajo y Promoción del Empleo, Defensa y, Desarrollo e Inclusión Social, pues provienen de ámbitos distintos?

Jaime Saavedra es el único que sobrevivió al actual Gabinete de Cateriano. Su buena imagen ante la opinión pública por su gestión a cargo del Minedu le bastó para ganarse la aprobación de PPK. Sin embargo, su presencia puede ser utilizada por la oposición para echarle en cara a PPK el continuismo con el gobierno de Humala. El confirmado titular de Educación tendrá que marcar distancia y venderse como un técnico independiente. Pero una golondrina no hace verano. Así, Saavedra no vuelve en humalista al Gabinete Zavala.

Es evidente la presencia del toledismo, donde el mismo Zavala empezó. Ana María Romero asume el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Ya lo fue en dos ocasiones, precisamente durante el gobierno de la chakana. Esperemos que el pasado de estos Ministros no sea visto como una oportunidad para revivir viejas rivalidades entre el fujimorismo y el toledismo, sino más bien como una cuota de experiencia en la gestión pública. Éste es un nuevo Gabinete que no debe asumir el pasivo de gestiones pasadas.

Marisol Pérez Tello, del PPC, asumirá la estratégica cartera de Justicia y Derechos Humanos. La tradición ppecista en Justicia es conocida. El PPC debe garantizar la independencia de las Procuradurías de Delitos de Corrupción y de Lavado de Activos, y evitar se repitan situaciones como la cuestionable destitución –por parte del gobierno que se va- de la entonces Procuradora Julia Príncipe, cuya única culpa fue cumplir con su obligación de investigar sin mirar a quien, así fuera Nadine.

Al otro lado, el fujimorismo ya voceó a Luz Salgado como su candidata a la Presidencia del Congreso, quien ya adelantó que desde el Parlamento no serán obstruccionistas con PPK, añadiendo que en este Gabinete hay humalistas y toledistas. Otras voces han deslizado la idea que es éste un Consejo de Ministros que proviene en su mayoría del lado empresarial al cual le faltaría una cuota de sensibilidad social. Y en el que existirían conflictos de intereses, sobretodo en el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

Finalmente, hay papas calientes que deja Ollanta, quien hace unos días, sorpresivamente afirmó que le faltó tiempo. Una de esas papas calientes es la inseguridad ciudadana. Y otra, la reactivación de la economía nacional, para lo cual, Zavala tendrá que articular las carteras de Producción, Comercio Exterior y Turismo, Agricultura y Riego y, Economía y Finanzas. Si las circunstancias obligaran al Premier a pedirle facultades al Congreso fujimorista, esperemos que prime el desprendimiento y el entendimiento antes que el egoísmo y la indiferencia.